Foros

Foro: El surgimiento del ‘coronasumer’

La pandemia de la covid-19 hizo surgir un nuevo cliente, bien harán las empresas en conocerlo con profundidad

La pandemia de la covid-19 hizo surgir un nuevo tipo de clientes: los coronasumers. El consumo es una manifestación visible de procesos internos de las personas, por eso existe la máxima: “Dígame que consume y le diré quién es usted”.

Experiencias tan fuertes como el confinamiento por un largo período en la casa, el distanciamiento físico, la amenaza constante de enfermarse o morir, así como saber que hay millones de personas contagiadas y más de medio millón han fallecido en el mundo, provocan, desde el punto de vista psicológico, cambios internos en las personas, cuya manifestación es evidente en su comportamiento.

Pues bien, un estudio profundo de la situación me llevó a definir un nuevo consumidor, al cual bauticé coronasumer, nombre proveniente de la combinación de coronavirus y consumer, término en inglés para designar al consumidor.

El coronasumer demanda productos y servicios con el fin de llenar sus necesidades, las cuales muestran el impacto marcado por la pandemia de covid-19.

Este tipo de consumidores están en evolución y se caracterizan por el estrés y estados de ansiedad debido a la exposición a una situación adversa, fuerte y prolongada, con gran incidencia en las decisiones sobre qué, cuándo, dónde y cómo comprar. Estos efectos podrían permanecer en la era pos-covid-19.

El estado de alerta es una condición del coronasumer y ello lo llevó a tomar conciencia de su vulnerabilidad y de los peligros que lo rodean. De ahí su necesidad de experiencias de compra que le brinden mayor seguridad.

Un cambio fundamental es el enfoque en lo esencial para la vida. Esto deriva en un estilo minimalista; lo sencillo, natural y sano es primordial; la escala de prioridades en sus compras está basada en ello.

El coronasumer se ha vuelto un e-user porque pone la tecnología a su servicio cuando lleva a cabo una compra. La ha convertido en una herramienta indispensable, incluso los clientes menos tecnológicos tradicionalmente también.

El uso del e-commerce, Sinpe Móvil o apps para hacer videollamadas son parte de la cotidianidad y me atrevo a decir que llegaron para quedarse.

Además de lo anterior, las empresas deben tomar conciencia de que el coronasumer es demandante de información para tomar sus decisiones de compra, tanto de productos como de servicios, y valora otros atributos intangibles antes pasados por alto.

Está claro, hay un nuevo consumidor. Si los empresarios desean retener a sus clientes y atraer nuevos, es indispensable conocer más a fondo al coronasumer y diseñar una estrategia enfocada en este.

Las empresas ofrecen productos y servicios destinados a satisfacer a las “personas”, quienes tienen sueños, miedos e ilusiones. La meta máxima de las compañías debería ser, por tanto, su beneficio y cumplir los anhelos de los clientes.

hilda.mino@minoconsultores.com

La autora es economista y psicóloga.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.