15 febrero

En la nota titulada “Docentes con 155 días en huelga exigen al MEP pago de pluses sin tener que trabajar”, publicada el 13 de febrero pasado, se menciona una carta presentada por algunos funcionarios de la educación que se encuentran en huelga, quienes, amparados al artículo 173 del Código de Trabajo alegan discriminación porque están repartiendo “recargos, prórrogas, aumentos de lecciones en propiedad y otros”. El titular contradice el verdadero espíritu de lucha que representa la digna huelga de los trabajadores del MEP porque afirma que los docentes exigen derechos “sin tener que trabajar”.

Lo que verdaderamente se solicita, según las citas de la carta incluida en el artículo es que mientras exista personal en huelga no se puede hacer cambios en la condición laboral del personal.

En cambio, el titular manipula a la opinión pública para que se indisponga contra el actuar de las personas que se mantienen en huelga demandando la declaratoria en firme de la huelga y en su derecho constitucional que se viene ejerciendo desde el 10 de setiembre del 2018 en contra de las políticas y proyectos en relación con el déficit fiscal y los proyectos que están en la corriente legislativa en contra de los trabajadores, la educación y el derecho a la protesta del soberano, que es el pueblo.

Las remuneraciones que los docentes reciben del MEP por “realizar laboreas adicionales” (término que usa La Nación), “no corresponden a pluses, no son pagos extras, son parte de su salario, ganado con trabajo extraordinario, que representa un gran esfuerzo, en muchos casos. Tal sacrificio es realizado, en varios casos, por docentes, administrativos, conserjes o guardas para complementar su exiguo salario.

Con respecto a las afirmaciones que según La Nación hace el MEP, me permito citar el artículo 33 de la Constitución, el Capítulo XI del Código de Trabajo y en el Convenio Internacional 111 de la OIT del Código de Trabajo reformado, según el cual no se puede hacer diferenciaciones entre los derechos de un trabajador que se encuentre laborando y otro que se encuentre en huelga, puesto que la huelga es un derecho constitucional reconocido por nuestra legislación y reafirmado por los tratados internacionales de los cuales Costa Rica es firmante.

Como profesionales responsables, esperaríamos que hubiesen confirmado la pertenencia al Sinpae de las personas que se citan en el artículo (por sus apellidos solamente, lo cual resta consistencia a la noticia, en detrimento del derecho que tenemos los costarricenses de ser informados en forma concisa). Pero esta organización no ha recibido de parte de La Nación ningún comunicado solicitando esa información.

En la noticia se cita a Yaxinia Díaz Mendoza, directora de Recursos Humanos del MEP, para informar sobre un asunto que se sale totalmente de lo que abarca el título de la noticia. Título que resulta ofensivo para nosotros los huelguistas, quienes hemos trabajado duro y seguimos haciéndolo en defensa de los costarricenses, puesto que la necesidad de equidad para la paz social es común a todos en nuestro país y en el mundo.

Nos complace la afirmación de Díaz acerca de que nuestro sindicato se encuentra en huelga esperando la declaratoria en segunda instancia de la calificación de nuestro movimiento como es nuestro derecho.

Cynthia Crespo Campos

Secretaria general del Sinpae