21 febrero

Con respecto al artículo titulado “Quejas y dudas atrasan diálogo sobre empleo público”, publicado el 18 de febrero en la página 8A, aclaramos que la anuencia de las organizaciones sindicales magisteriales de aceptar la invitación para hablar sobre el empleo público se lleva a cabo en un marco general de conversación de otros asuntos relacionados que afectan a los trabajadores de la educación.

Lo anterior no responde a una situación aislada, sino a una posición articulada de análisis sobre diferentes aspectos de la realidad nacional: educación dual, proyectos de pensiones, cambio en el calendario de pago de las pensiones del Régimen Transitorio de Reparto, sobresueldo de directores de liceos rurales y evaluación del desempeño, entre otros.

En cuanto al proyecto de empleo público, en distintos momentos, los ministros de la Presidencia, Planificación y Educación han señalado que no existe ningún texto redactado, que el proyecto no tenía un enfoque fiscalista y que la idea del acercamiento con las organizaciones sindicales era construir a partir del criterio de las partes.

Bajo esas premisas, las organizaciones sindicales han actuado de buena fe, puesto que la base del diálogo y la confianza es la transparencia.

Se han sostenido tres reuniones de conformidad con la agenda planteada por el gobierno. En la primera sesión, la ministra de Planificación expuso el método de trabajo; en la segunda se nos convocó, junto con otras organizaciones sindicales no magisteriales, para exponer lo mismo de la sesión anterior; y, en la tercera, se le presentó a la ministra, al director del Servicio Civil y a autoridades del MEP un diagnóstico somero sobre las principales deficiencias del proceso de reclutamiento y selección del sector educación, lo cual genera inestabilidad laboral en los trabajadores de la educación.

Esto último no responde a factores estructurales; sino, más bien, de orden político y de ineficiencia operativa del MEP, por lo cual las posibles soluciones no se encuentran asociadas a un proyecto de ley.

En la sesión del 31 de enero del 2018, el gobierno expuso algunas ideas relacionadas con el proceso de reclutamiento, principalmente, ligadas a habilidades en el desempeño de la funciones; además, asumió el compromiso, ante los cuestionamientos de las organizaciones sindicales, de remitir los artículos de un posible borrador sobre empleo público. Desde entonces, el gobierno ha cancelado dos reuniones adicionales debidamente programadas y no se ha recibido para análisis la propuesta de redacción del proyecto.

Resulta inaceptable culpar a los sindicatos de retrasos en las conversaciones sobre empleo público, por el contrario, se ha actuado con responsabilidad y diligencia, en función de los intereses de nuestra afiliación, y hemos señalado cuáles son los principales problemas del MEP con respecto al reclutamiento y selección de personal, los cuales pueden ser solucionados con voluntad política por la vía administrativa. No obstante, para mejorar en estos aspectos, es necesario conocimiento pleno del funcionamiento del MEP y fuerza en la toma de decisiones.

Gilberto Cascante Montero

Cédula 106230985