8 febrero

En la portada de este periódico, el 2 de febrero del 2018, se publicó un titular indicando que el “TSE reveló dudoso manejo de cheques de candidato a diputado”. Siendo incorrecto lo manifestado, fue ampliado, además, en la página 4A.

Debido a que las transacciones bancarias fueron realizadas de esa manera permitidas por el Banco de Costa Rica en las diferentes agencias bancarias donde manifestaron que por problemas técnicos se debían realizar depósitos fraccionados de ¢5 millones, debido a la imposibilidad de hacerlo de forma total, situación reconocida por certificación del Lic. Noé Alfaro Chaves, gerente general de Servicios, quien efectivamente aclara que fue por problemas técnicos que no se pudieron hacer las diferentes transacciones y que, por lo tanto, ofrece las disculpas del caso.

Además, posteriormente, con fecha 9 de enero del 2012, la Licda. Monserrat Alfaro Valenciano, gerente de seguridad del Banco de Costa Rica, corrobora que informó textualmente lo siguiente: “Sobre los inconvenientes que se presentaron con los depósitos mencionados, nos permitimos indicarle que con fundamento en las investigaciones realizadas se desprende que los contratiempos obedecieron a problemas técnicos dadas las regulaciones existentes en materia de partidos políticos, así como fiel cumplimiento de la política conozca a su cliente, la actualización de información realizada por su representada, las medidas de control establecidas para transacciones de ese tipo a cuentas corrientes”.

Dicha afirmación fue confirmada por acta notarial del Lic. Daniel Eduardo González Mora, notario público que dio fe de las afirmaciones de la Licda. Monserrat Alfaro Valenciano y del señor Carlos Astorga, gerente de seguridad del Banco de Costa Rica.

Debemos reafirmar que las facturas presentadas en la liquidación de gastos de campaña en las elecciones municipales del 2010 fueron correctas y validadas por el TSE y que lo que impidió extender el beneficio de dicha deuda fue una duda sin fundamento, como se pudo aclarar con los documentos del Banco de Costa Rica.

Estimados lectores de este diario, durante las campañas en que he participado de los años 1998 hasta el 2014, nunca hemos recibido fondos públicos y es imposible creer que si hubiera existido alguna anomalía no la habrían denunciado al Ministerio Público, lo cual ha sido la norma de las autoridades del TSE.

Por esa razón me di a la tarea de solicitar una constancia con fecha del 17 de enero del 2018, emitida por la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, que dice que el Partido Integración Nacional no registra causa bajo investigación.

Walter Muñoz Céspedes

Cédula 1-475-932