Foros

Cinismo eclesiástico

Si el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, tuviera un poquito de vergüenza y respeto por su cargo, renunciaría.

He leído con atención las denuncias presentadas por varios hombres adultos contra el sacerdote Mauricio Víquez por presunta violación y abuso sexual reiterados, aparentemente sucedidos cuando fueron niños o adolescentes y eran monaguillos.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.