Foros

Cada temporada de lluvias la escena es la misma

Los ciudadanos no pedimos cuentas al Estado y, una vez pasada la tormenta, todo vuelve a la calma

Costa Rica es un país pequeño y las autoridades encargadas de la prevención de riesgos de las vías terrestres y ríos saben de sobra que cada invierno es lo mismo. Pero como si las lecciones no hubieran sido aprendidas, el pueblo sigue sufriendo.

No existe explicación para que durante el verano no se efectúe limpieza de alcantarillas, puentes y cauces, ni para que se desatienda el mejoramiento y mantenimiento de drenajes en vías cantonales, municipales y nacionales.

Cada temporada de lluvias la escena es la misma, pero con diferentes actores, y cada episodio conlleva grandes costos para el país y las comunidades.

Y, aún más, como si no importara la experiencia, se nota la improvisación, los pocos resultados y, sobre todo, siempre los sabios de la película como protagonistas.

El país cuenta con excelentes técnicos e ingenieros capacitados para poner en práctica medidas de prevención de riesgos, ¿por qué no lo consideran? Porque, simplemente, los ciudadanos no pedimos cuentas al Estado y, una vez pasada la tormenta, todo vuelve a la calma, y le toca a cada persona afectada afrontar las consecuencias.

¿Cómo se explica que sabiendo que hay ríos que pasan cerca de ciudades, puentes y otras obras de infraestructura los municipios no lleven a cabo trabajos de limpieza y obras fluviales adecuadas, y mucho menos el Estado?

Si sabemos que el país es vulnerable a las tormentas, hay que pedir cuentas. Estoy seguro de que la pérdida de recursos es producto de estúpidas decisiones o, más grave aún, de la falta de acción.

El país necesita ser bien dirigido en todos los ámbitos, y con respecto a infraestructura, como caminos, puertos y aeropuertos, precisan mecanismos de planificación adecuados y la debida coordinación de financiamiento externo, local, municipal y de concesión de obra pública, ejecutados en un solo plan de desarrollo a corto, mediano y largo plazo.

¿Por qué no hacemos los caminos de lastre para poder entrar a las zonas indígenas y otros lugares sin problemas? Cada tormenta es un calvario. No hace falta conocer y estudiar mucho para mejorar las vías de acceso a zonas históricamente conocidas como de alto riesgo.

gerardoacosta01@yahoo.com.ar

El autor es ingeniero civil.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.