Editorial

Pensión única

Los cambios que se avecinan en el IVM magnifican la injusticia de los regímenes especiales de pensiones, abiertos a una minoría, con beneficios incomparablemente mayores

Apenas son noticia, porque las malas nuevas del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense de Seguro Social eran esperadas desde hace años. En realidad, eran conocidas, más que esperadas, pero la obstinada resistencia de la institución a reconocer la verdad mantuvo viva una tenue duda sobre la exactitud de los pronósticos de actuarios y superintendentes de pensiones.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.