Editorial

Editorial: Urgente acción en Caldera

El país debe cuidarse de enfrentar una situación similar a la de la revisión técnica vehicular, con decisiones tomadas en el límite de la cesación de servicios indispensables. Urge adaptar el puerto a las nuevas condiciones del comercio internacional para mejorar la competitividad de los exportadores y reducir los costos de los importadores

La fiscalización de las operaciones portuarias en Caldera es objeto de sendas investigaciones en el Ministerio Público y la Contraloría General de la República. La progresión de los procesos impide conocer detalles, pero la contralora Marta Acosta y su despacho han formulado advertencias suficientes sobre la situación del puerto, una infraestructura de la máxima relevancia estratégica.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.