Editorial

Editorial: Cobro electrónico en buses está lejos

Dos leyes exigen a los proveedores de servicios, incluidos los transportistas, aceptar el pago electrónico. El cumplimiento de esas leyes no servirá de nada a efectos de controlar la demanda y hacer fijaciones fiables de tarifas.

La Ley para Mejorar la Lucha contra el Fraude Fiscal, en vigor desde el 20 de diciembre del 2016, exige a todos los proveedores de servicios aceptar medios electrónicos de pago. Incluye a los autobuseros, pero es letra muerta porque choca contra fuertes intereses empeñados en mantener el reino del efectivo, lo cual impide conocer a ciencia cierta la demanda del servicio.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.