Fernando Durán Ayanegui. 26 octubre, 2019

Lo único que parece interesarle a la prensa del ajetreado Boris Johnson es su papel de correveidile entre su parlamento y la Unión Europea, a propósito del brexit. Sin embargo, por ahí se ha filtrado una noticia interesante relacionada con su proyecto de desfosilizar el Reino Unido antes del primero de enero del 2050. Desfosilizar viene a ser un sinónimo de descarbonizar, en cierto modo incompleto, ya que la versión británica de la piromaquia, a diferencia de la versión tropical, considera que la energía nuclear es limpia.

El asunto es que, al parecer, a los súbditos de la reina Isabel no les da pereza hacer cálculos cuando los políticos les hacen promesas, y han concluido en que el proyecto de Johnson es caldo de borrajas. Ellos no comen cuento y entendieron que, a la luz de sus propósitos, la piromaquia en una comarca aislada es un despropósito si no se plantea en el marco de la desfosilización planetaria.

La aritmética del caso es sencilla. La TPE –tonelada de petróleo equivalente– es la unidad energética que corresponde aproximadamente a la cantidad de energía que se obtiene de una tonelada métrica de petróleo. En la actualidad, el mundo consume al año, quemando combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), unos 12 millones de TPE. Supongamos que ese consumo global de energía fósil no aumentará y tomemos nota de que los años que van del 2020 al 2049, inclusive, constan en total de casi exactamente once mil días. Si en ese período se fuera a eliminar del todo el consumo de combustibles fósiles, habría que crear condiciones para producir energías limpias (centrales geotérmicas y nucleares, turbinas eólicas y paneles solares fotovoltaicos) a un ritmo alucinante: diariamente debería estrenarse la infraestructura suficiente como para aumentar la producción de energía limpia en ¡1.100 TPE! Eso equivaldría a instalar, diariamente, tres nuevas plantas nucleares, o unas 1.500 turbinas eólicas de 2,5 MV nuevas, o su equivalente en paneles solares fotovoltaicos.

En una estimación conservadora, para desfosilizar o descarbonizar un país de las dimensiones de Panamá en ese plazo de 30 años, habría que instalar cada día una turbina eólica nueva o su equivalente en paneles solares. O, si se prefiere, una planta nuclear cada 20 meses. ¿Se puede o no se puede?

El autor es químico.