Columnistas

Perros y demás

Una iniciativa para disminuir el porcentaje necesario para ganar la presidencia, asociada con la reelección sucesiva y el aumento de los períodos de gobierno, conduciría fácilmente a la bancarrota democrática

El otro día, cuando hacía mi caminata habitual (cinco kilómetros, sesenta minutos, nada del otro mundo), repentinamente me cercó una ruidosa manifestación canina. Más de diez perros, del más diverso pelaje, volumen y condición. Los comprendí perfectamente: protestaban contra el brutal abandono a que los habían reducido sus dueños, porque seguro que los habían tenido. De un día para otro, incomprensiblemente, dejaron de ser mascotas mimadas y se convirtieron en molestos perros callejeros.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.