Columnistas

Letanías navideñas

Le propongo que me acompañe a una posada navideña un tanto peculiar, he preparado a modo de letanías una lista de peticiones sobre temas nacionales

Hoy, estimado lector, le propongo que me acompañe a una posada navideña un tanto peculiar. Debido a las restricciones impuestas por la pandemia, no habrá rompope ni rosquillas, ni veremos a los pastorcillos cantando villancicos, pero sí podremos compartir algunas reflexiones y anhelos.

Para esta ocasión, he preparado a modo de letanías una lista de peticiones sobre temas nacionales en los que considero necesario el apoyo divino y la suma de muchas voluntades para salir adelante. Mucho le agradeceré si usted también quisiera compartir sus propias peticiones; aquí van las mías:

o0o

Para que las personas que todavía no han querido vacunarse contra la covid-19 entiendan la importancia de alcanzar la inmunidad de rebaño, no solo para proteger su salud y la de sus seres queridos, sino también para acelerar el proceso de reapertura, reactivar la economía y aumentar las fuentes de empleo.

o0o

Para que la construcción de puentes, carreteras y pasos a desnivel salga del bache en que cayó en los últimos meses, debido a los escándalos de corrupción y la falta de fondos, para que algún día los costarricenses podamos sentirnos orgullosos de contar con infraestructura de primer mundo.

o0o

Para que el Ministerio de Educación Pública (MEP), en asocio con las universidades, los sindicatos de educadores y los centros privados de enseñanza, definan una estrategia clara, realista y medible para reducir el enorme rezago académico que arrastran miles de niños y jóvenes, tras cuatro años de huelgas y pandemia.

o0o

Para que nuestras autoridades cuenten con suficientes policías, investigadores, fiscales y jueces calificados para atender el desafío que representa la creciente aparición de organizaciones criminales, cada vez más numerosas y complejas, y para sentar responsabilidades en forma pronta y cumplida.

o0o

Para que los candidatos presidenciales y los diputados dejen el juego del populismo y asuman, con responsabilidad y patriotismo, el trascendental papel que les corresponde para impulsar los proyectos que el país requiere para sanear sus finanzas, reducir el despilfarro de fondos públicos y mantener la inversión social.

o0o

Para que los costarricenses disfrutemos con responsabilidad de un fin de año con menos restricciones sanitarias y dediquemos un tiempo de calidad para reflexionar sobre las grandes decisiones que nos esperan en el 2022, tanto en el plano personal y familiar, como en el campo electoral.

El autor es jefe de Información de ‘La Nación’.

Ronald Matute

Ronald Matute

Tiene amplia experiencia en la cobertura de temas políticos y sociales. Hasta el 2009 se desempeñó como editor de la sección de Sociedad y Servicios. Es licenciado en Periodismo por la UCR. Recibió el premio de La Nación como "Redactor del año" en 1999.