Columnistas

La duda del $1 millón

La remoción de la ingeniera que cuestionó el pago de $1 millón a una constructora que entregó una carretera con ‘defectos a todas luces evidentes’ es un mal mensaje para todos los funcionarios

La ingeniera civil Francini Chinchilla Torres es —por dicha— una funcionaria incómoda. Tan así, que los implicados en el escándalo de corrupción conocido como caso Cochinilla la aludían en sus conversaciones telefónicas con los peores calificativos, pues les descubrió las fallas en la construcción del paso a desnivel en las Garantías Sociales.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.