Columnistas

Entre líneas: Tropiezos éticos

Una agrupación política fundada en valores religiosos adquiere un compromiso especialmente riguroso y se expone a ser juzgada de conformidad

La Procuraduría de la Ética reprocha a la diputada independiente Ivonne Acuña una «total indiferencia» a sus obligaciones éticas. Cuando todavía formaba parte de Nueva República, la agrupación escindida de Restauración Nacional bajo el liderazgo de Fabricio Alvarado, la legisladora apoyó, en su condición de segunda secretaria del Directorio, el nombramiento de asesores pretendidos por su partido. La Procuraduría señala un evidente conflicto de intereses en los cuatro votos emitidos a favor de crear las plazas, con las cuales su propio despacho se habría visto favorecido.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.