Columnistas

Entre líneas: La hoguera

Del fuego de la mentira nadie se salva, ni siquiera las instituciones.

La densidad del ambiente lo torna irrespirable. Costa Rica se ha convertido en provincia de la posverdad, con un creciente número de personas dispuestas a creer siempre lo peor del prójimo y una vanguardia indecente, en la prensa, en la política y hasta en la academia, atenta a la menor oportunidad de alimentar esas convicciones.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.