Columnistas

El sesgo belicista es una venda en los ojos

Debemos buscar y escrutar las lecciones que encierra la historia y que obstinadamente nos empeñamos en ignorar, una generación tras otra

Debemos buscar y escrutar las lecciones que encierra la historia y que obstinadamente nos empeñamos en ignorar, una generación tras otra. Cuando uno tiene veinte o treinta años, imagina el curso de la humanidad como un camino en ascenso, una pendiente lineal y promisoria que lleva siempre más lejos, hacia horizontes de mayor bienestar y progreso.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.