Armando Mayorga. 27 diciembre, 2017

“No te deseo un año maravilloso donde todo sea bueno”…

Mirta Medici, una psicóloga argentina, escribió esas y otras tajantes palabras en su Facebook hace un año, el 31 de diciembre del 2016.

Hoy, dan la vuelta al mundo, de WhatsApp en WhatsApp, y son tan valiosas que me tomo la libertad de divulgarlas por aquí porque esta psicóloga, que vive en Las Rosas, en la provincia de Santa Fe, es inspiradora para quienes piensan (pensamos) en definir metas del año que está por comenzar.

GRE05. ATENAS (GRECIA), 01/01/2014.- Celebración del Año Nuevo en Atenas, 2014. EFE/ALKIS KONSTANTINIDIS
GRE05. ATENAS (GRECIA), 01/01/2014.- Celebración del Año Nuevo en Atenas, 2014. EFE/ALKIS KONSTANTINIDIS

Pensar en que todo sea maravilloso “es utópico”, dice ella. Gran verdad. Pero para llegar a interiorizar su mensaje es necesario sentarse, o acostarse, quedarse a solas un rato para hablar con uno mismo y decirse las cuatro verdades, necesarias para ser mejor persona en el 2018. Hay que tener claro que solo podemos ser mejores seres humanos si estamos relativamente bien con nosotros mismos. Solo podemos dar amor verdadero, si nos amamos a nosotros mismos.

Pero mejor que hable directamente la psicóloga:

“Te deseo que te animes a mirarte, y que te ames como sos. Que tengas el suficiente amor propio para pelear muchas batallas, y la humildad para saber que hay batallas imposibles de ganar por las que no vale la pena luchar.

”Te deseo que puedas aceptar que hay realidades que son inmodificables, y que hay otras, que si te corrés del lugar de la queja, podés cambiar. Que no te permitas los ‘no puedo’ y que reconozcas los ‘no quiero’.

”Te deseo que escuches tu verdad, y que la digas, con plena conciencia de que es solo tu verdad, no la del otro.

”Que te expongas a lo que temés, porque es la única manera de vencer el miedo.

”Que aprendas a tolerar las ‘manchas negras’ del otro, porque vos también tenés las tuyas, y eso anula la posibilidad de reclamo.

”Que no te condenes por equivocarte; no sos todopoderoso. Que crezcas, hasta donde y cuando quieras.

”No te deseo que el año nuevo te traiga felicidad. Te deseo que logres ser feliz, sea cual sea la realidad que te toque vivir”.

Ojalá estas palabras le sean útiles para comenzar el 2018. A mí, me dieron luz para ir definiendo qué quiero.

¡A tratar de ser feliz!

amayorga@nacion.com

Armando Mayorga es jefe de Redacción de La Nación.