Columnistas

Berrinches estériles

Al Gobierno le ha faltado destreza y disciplina en la negociación política para alinear voluntades sobre la agenda del FMI, establecer compromisos y darles seguimiento. A muchos legisladores, el cálculo electoral los ha convertido en saboteadores

En días recientes, el presidente Carlos Alvarado y el Partido Liberación Nacional (PLN) se enfrascaron en un estéril intercambio de reproches en torno al empantanamiento de la agenda de ajuste fiscal negociada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.