Columnistas

Benjamín

Una sentencia pone en evidencia la carencia de humanidad de un Tribunal de Familia y la urgencia de que se legisle para que exista la figura de casación en procesos familiares

Benjamín tiene cuatro años y doble nacionalidad. Es costarricense y uruguayo. Sin escuchar o consultar su opinión, la cual, a su edad puede emitir con apoyo profesional, el Tribunal de Familia decidió por él. ordenó enviarlo de regreso a Uruguay, con su padre.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.