Cartas

Cartas: Solicitud de respuesta a la ministra de Educación

El derecho de petición y pronta respuesta, establecido en la Constitución Política y la Ley de la Jurisdicción Constitucional, obliga a los funcionarios a responder a los administrados en el plazo de diez días hábiles a partir de la fecha de presentación de los documentos.

Entre agosto y setiembre, la Municipalidad de Desamparados, el Comité de Vecinos de Gravilias y el diputado Gilbert Jiménez enviamos varias cartas a la ministra de Educación, sin que a la fecha tengamos respuesta. Esto atropella nuestros derechos. El recurso de amparo fallado por la Sala Constitucional a nuestro favor también la incluye.

María G. Bustos Cascante, Desamparados

La Contraloría General de la República actuó en estricto apego a la ley al rechazar la ejecución de obra pública a la Oficina de las Naciones Unidas para Proyectos (Unops) por su falta de transparencia. La gran interrogante que me queda es por qué no lo hizo con la misma rigurosidad con las empresas Meco y H. Solís, que durante varios años se turnaban los contratos de obra pública. Al parecer, nunca despertaron la menor sospecha en el órgano contralor, pese a que los artículos 1, 4, 5, 6, 7 y 10, entre otros, de la Ley Orgánica de la Contraloría, se lo permitían.

Melvin Cavero Araya, San Juan de Tibás

El sábado, 17 de setiembre, fuimos al almacén Rojo Vivo, en el antiguo local de Abonos Agro, para comprar juguetes para los nietos. El precio era ¢720 cada uno. Compramos varios y en la caja cobraron ¢1.080 por cada uno. Aunque verificaron el monto en la etiqueta, no me devolvieron la diferencia.

Miguel Zamora Villegas, Goicoechea

La Municipalidad de San José tiene en el olvido muchas calles de Rohrmoser. Un ejemplo es la 68, que se encuentra del edificio del Scotiabank hacia el norte. Es intransitable, pero también especialmente peligrosa porque hay un hueco 150 metros al norte de la entrada del Banco. Un hundimiento de forma circular que mide 60 centímetros de diámetro y 44 de profundidad.

Si un motociclista o ciclista cae en él, se mata. Pero claro, en la “Esencial Costa Rica”, desgraciadamente, las autoridades reaccionan hasta que ocurren graves accidentes.

Maritza Castro Salazar, Rohrmoser

Nuestro país está comprometido con el cuidado del ambiente, y somos un ejemplo mundial; hemos legislado a favor de los vehículos eléctricos para estimular la compra mediante exoneraciones.

Por eso, me extraña muchísimo que existiendo tal vocación proambiente, los municipios, en un espíritu devorador por consumir recursos, lejos de apegarse a la recomendación, incentiven el cobro de multas en parqueos públicos, es decir, los parquímetros. Instó a las municipalidades a cambiar de actitud y ser congruentes con la política nacional de estimular el uso de los vehículos eléctricos, y no hacer partes a estos autos, como faculta la legislación.

Luis Diego Cascante Cruz, Heredia

Debería hacerse algo para detener el cobro de peajes altísimos por transitar a 45 kilómetros por hora en un trillo que no lo vale. Globalvia recuperó la inversión como seis veces.

Eduardo Sancho Ortiz, Cartago

La Caja Costarricense de Seguro Social no es de todos, ni somos todos, como rezan algunos eslóganes de sus organizaciones gremiales. La institución, en mi opinión, la transformaron en un ente privado, propiedad de sus más de 60.000 colaboradores-accionistas que, agrupados en diversos grupos y al amparo de su Junta Directiva, disponen libremente y sin mucho cuidado de las contribuciones que, en este caso, provienen de todos los que aportamos a su régimen.

Los funcionarios de primera línea que atendieron y continúan atendiendo la emergencia de la covid-19 merecen reconocimiento, pero estoy seguro de que no son todos los 60.000. Esta noble institución debe ser fortalecida en su razón de ser y no en lo que se ha convertido, en un fin en sí misma.

Nos corresponde a todos estar vigilantes, apoyar y exigir una administración transparente y eficiente, de conformidad con la situación económica del país, y consciente del entorno en que nos encontramos. No nos dejemos amenazar con huelgas y posiciones incongruentes para amedrentarnos.

Hermann L. Faith Jiménez, La Unión

Estimados lectores: recibimos cartas a la columna también por WhatsApp. El número es 61350204.

Deben enviar copia de la cédula por ambos lados e indicar el cantón donde residen. No publicamos textos si la redacción está enteramente en mayúsculas y tampoco si contienen comentarios ofensivos o lenguaje soez.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.