Cartas

Cartas: Penosas excusas

Después de leer sobre el accidente en Cambronero y recordar el del bus en Cinchona ocurrido hace varios años, pienso en las penosas excusas de ingenieros y jerarcas del MOPT que atribuyen a su inopia o a Dios toda fatalidad.

¡Sean más serios! Deben instalar vallas metálicas e impedir que vehículos fuera de control por las razones que sean se vayan por la borda, así es como se previenen otras muertes. Vías de montaña como Cambronero, la 32, Cinchona y otras deberían tenerlas.

La excusa cajonera de siempre es el costo, pero ¿dónde quedan las potenciales víctimas? Los temas del presidente son vender un banco y hostigar a sus críticos de la prensa, pero seguiremos lamentando fallecimientos hasta que se les ocurra mover un dedo. ¿Por qué tanta torpeza para ver las cosas?

Germán Porras González, Curridabat

Después de leer los diferentes criterios de profesionales en derecho, acerca de la idea de vender el Banco de Costa Rica, fácilmente se llega a la conclusión de que la decisión a cargo de la Asamblea Legislativa requiere mayoría calificada, es decir, 38 votos. La opinión llena de conocimiento del abogado constitucionalista Rubén Hernández aclara el camino si la venta del Banco llegara a discutirse.

Eduardo Chacón Salazar, Desamparados

Como mis padres son adultos mayores, nos afiliamos al plan de Medismart. Al principio, vimos el ahorro en consultas médicas, pero para exámenes de laboratorio la información que nos brindan no es la correcta. Acabo de pasar por esto junto con mi mamá. Al solicitar el costo por teléfono, nos dieron un monto y cuando fuimos a pagar nos cobraron otro. Considero una falta de seriedad para con quienes buscamos economizar en este tipo de gastos médicos.

Diana E. Aguilar Ramírez, San Pedro de Montes de Oca

Hace unos meses ocurrieron los derrumbes en el Zurquí durante 15 días y el ministro de Obras Públicas dio excusas de lo caro que salen los arreglos, pero ninguna solución, le dejó el problema al siguiente gobierno. El derrumbe en la ruta 1, donde murieron nueve personas, se le achaca a anteriores administraciones a causa del abandono, pero tampoco dan solución.

En la mayoría de las vías principales hay “cráteres”, pero parece que solo les gusta salir en la televisión y decir lo que todo el mundo sabe, sin proponer cómo resolverlo.

Jorge B. Villalta Mora, San Francisco de Dos Ríos

La clínica de Guadalupe pone a trabajar a sus empleados de forma normal pero maravillosa, que debiera ser imitada por el buen trato, no necesariamente hacia nosotros los adultos mayores, es ahí donde veo que seguimos siendo el país pura vida. No quiero tampoco que nos descuidemos, sigamos siendo la Costa Rica que el mundo conoce.

José G. Badilla Porras, Goicoechea

La comparecencia de la ministra de Salud ante los diputados fue un fiasco, una pérdida de tiempo. No es posible que a una jerarca tan cuestionada por la ciudadanía y por altos funcionarios de la salud los diputados no hayan podido demostrarle su inmadurez y falta de visión para desempeñar un puesto tan relevante.

Álvaro Vallejo Fuentes, Heredia

La CCSS pasa por una grave crisis que afecta profundamente sus finanzas y las de sus regímenes de pensiones, pero principalmente los servicios médicos en clínicas y hospitales, donde casi siempre carecen de recursos humanos especializados, materiales e instrumentales. Quienes salen perjudicados son los pacientes.

Con todo este panorama a la vista, el presidente ejecutivo, ahora destituido, votó a favor de un jugoso aumento salarial con efectos retroactivos. Por eso, su destitución está más que justificada y merecida, al no pensar en la salud financiera de la institución y en la salud y bienestar de los asegurados, aunque sindicatos, fracciones políticas y diputados protesten y peguen el grito en el cielo en pro de sus mezquinos intereses.

El presidente de la República tiene la potestad de nombrar y destituir a quienes ocupan las presidencias ejecutivas. Un mandatario no puede trabajar con funcionarios que desobedecen sus directrices.

Ramiro H. Jiménez Rodríguez, Heredia

Estimados lectores: recibimos cartas a la columna también por WhatsApp. El número es 61350204.

Deben enviar copia de la cédula por ambos lados e indicar el cantón donde residen. No publicamos textos si la redacción está enteramente en mayúsculas y tampoco si contienen comentarios ofensivos o lenguaje soez.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.