28 enero

La iglesia de la Inmaculada Concepción de Heredia sufrió una pérdida invaluable en algunos vitrales que datan de hace 100 años. El 25 % de la escena de Jesús sacando a los mercaderes del templo, traído de Francia en 1879, está quebrado. ¿Quién se hará responsable de la reparación: la iglesia o los encargados de resguardar el patrimonio arquitectónico? Sería una pena no recuperar esta pieza histórica.

Mario Fallas Moreira, Heredia

Seguro inasequible

Hace unos días, un familiar muy cercano comentó que un señor trabaja para él ocasionalmente y, por ser mayor y tener familia, decidió asegurarlo para beneficio del empleado y sus allegados. Sin embargo, ha intentado varias veces hacer el trámite, pero es tan engorroso y exigen tantos requisitos que ha estado cerca de desistir.

No logro entender cómo una institución, que se debe a sus afiliados, tenga un obsoleto mecanismo de aseguramiento, el cual, en vez de acercar a los posibles cotizantes, los espanta.

Las autoridades de la institución deben revisar si tantos requisitos son necesarios, si se pueden abreviar o si son los burócratas quienes dan al traste con las genuinas intenciones de aportarles cuotas obrero-patronales.

Roberto Jiménez Valverde, Heredia

Trabas fiscales

Tengo la costumbre, desde hace unos años, de pagar los impuestos territoriales anualmente, en la Municipalidad de San José, en los primeros días de enero.

En esta ocasión, mi madre fue y, después de hacer fila durante horas, quien la atendió no le aceptó el dinero y le indicó que regresara en marzo a cancelar únicamente el trimestre. Además, aunque di lo correspondiente al 2019 por adelantado, me cobraron una multa de ¢15.000.

¿Así es como incentivan a la gente ordenada, que paga con antelación? ¿Por qué antes se podía pagar todo y ahora no?

Roy Aguilar Morales, San José

Cobro tardío

Mi última factura de servicio telefónico del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) registraba un cargo por reconexión e intereses. El cobro es automático, pero no se hizo hasta el 8 de enero. De acuerdo con información suministrada mediante el chat del ICE, se trata de un problema del banco, por lo que debo arreglar con esa entidad. Tengo más de ocho días sin servicio y dudo mucho que me los reintegren o que me compensen de alguna manera.

Gerardo Araya Rojas, San José

Decisión personal

De unos días para acá, tomé una decisión que ha afectado positivamente mi salud mental: dejé de leer los comentarios en las redes sociales y ahora me adhiero estrictamente a las notas y su desarrollo.

También, dejé de leer las noticias sobre sucesos. La afectación emocional y el trauma que me causan fueron explicados en un artículo publicado por el New York Times en el 2016, así como por estudios de diferentes científicos y psiquiatras connotados.

Los comentarios y las reacciones suscitadas por noticias nacionales e internacionales que expresa parte de la población —no toda, afortunadamente, mi intención no es generalizar— se contraponen a mi propósito en la vida y al crecimiento como individuo, que genera en mí una profunda satisfacción y debería ser un objetivo común de los seres humanos.

Dedicarse con esmero a despotricar frases como “todos los políticos son unos corruptos” o “todos los trabajadores de cierta institución son vagos” sin aportar elementos estadísticos o, siquiera, analíticos, genera que el odio se promueva como pan caliente y “no nacimos para odiar”.

Sin elementos suficientes para respaldar una posición o sin fundamentar una teoría con un análisis serio, nos metemos en el saco de la ignorancia y, aún peor, la promovemos como estilo de vida.

Mario Miranda Murillo, Alajuela

JPS responde

En relación con la consulta planteada en la carta titulada “Lotería y niños”, del viernes 24 de este mes, la Junta de Protección Social (JPS) informa de que le dio el premio a una persona mayor de edad.

De conformidad con lo establecido en el artículo 18 de la Ley 8718, los premios se hacen efectivos al portador y tenemos presente que el artículo 38 del Código Civil establece que los menores de 15 años son incapaces para actuar.

La JPS siempre solicita un documento de identificación que demuestre la mayoría de edad del ganador para hacer el pago. Con respecto a que se vendió lotería a un menor de edad, aclaramos que nuestros productos se dirigen a la población mayor de edad y que no se deben vender ni cambiar premios a quien no lo sea, de acuerdo con la ley.

Marilyn Solano Chinchilla, gerenta general de la JPS

Escríbanos a cartas@nacion.com