Hace 5 días

Los pacientes del Ebáis de San Francisco de Dos Ríos si entregamos las recetas en la mañana, retiramos los medicamentos en la tarde, y, si se entregan en la tarde, vamos por ellos el día siguiente. Pero, desde la semana pasada, vamos por las medicinas y nos dicen que pasemos el día siguiente. Y ahora no saben cuándo las tendrán.

Los médicos nos advierten de que los tratamientos no se deben suspender, pero la farmacia nos está obligando a ello, lo cual acarrea posibles consecuencias en la salud. Ojalá busquen una solución a corto plazo porque con la salud no se juega.

Jorge Bernal Villalta Mora, San Francisco de Dos Ríos

Educar en Internet

Me llamó mucho la atención el editorial de La Nación de ayer, referente a intensificar la educación en el uso de Internet. Coincido en que es un asunto que debemos considerar como parte de la educación cívica de nuestros niños y adolescentes, y sería de mucha valía para ayudarlos a ser más cuidadosos en las redes sociales y para evitar exponerse a situaciones en las cuales se aprovechan de su ingenuidad e ignorancia.

Óscar Ramírez Rodríguez, San José

Setena y ambiente

Muchísimo cuidado habrá de tenerse con la facilitación de trámites ante la Setena para no caer en situaciones irregulares y de alto impacto ambiental, como está sucediendo con el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa, pues se está construyendo sin estudio de impacto ambiental y sin dictamen del Senara sobre la interacción de la construcción subterránea con el acuífero Colima Superior. Solo un 1 % del impuesto único a los combustibles le aportaría a la Setena más de ¢5.000 millones anuales, lo que solucionaría el desdeñado y más grave problema de la Setena, o sea, el financiero.

Freddy Pacheco León, Heredia

Dinero del ROP

Eduardo Cruickshank, ¿qué sucedió con el proyecto que pretende devolverles el dinero a los pensionados para que lo disfruten antes de morir? Espero que no haya desistido de luchar a favor de ellos.

Merecemos disfrutar ese dinero, sea el monto que sea; es nuestro sacrificio de tantos años de trabajo. No veo por qué lo tengan que heredar otros que no lo han sudado. Retome el proyecto, diputado, para que su nombre marque un derrotero importante en el futuro de los pensionados costarricenses.

Orlando Aguilar Wallen, Tibás

Empatía

Hace muchos años, Benito Juárez, expresidente mexicano, dijo: “Mis derechos terminan donde comienzan los de los demás”. Esta frase célebre se les debería aplicar a los dirigentes sindicales y traileros que con bloquear las carreteras impidieron que miles de enfermos recibieran atención médica durante varios días y miles de trabajadores no pudieran asistir a sus labores.

Además, causaron pérdidas millonarias a pequeños y grandes productores, quienes, a su vez, tuvieron que despedir a centenares de trabajadores al no poder vender sus productos. Esto agravó la problemática del desempleo y perjudicó a quienes viven del turismo. Dichas acciones fueron delitos de lesa humanidad y, por tanto, imperdonables.

Rigoberto Prendas Vargas, Guápiles

Sí trabajamos

Quien diga que el empleado público no trabaja, miente. Y no es que el trabajo en todos los casos sea impecable, pero puedo asegurar que el funcionario es fiel, responsable y, sobre todo, trabajador.

Tengo casi tres años en el sector público y puedo decir que he experimentado un proceso de aprendizajes diarios, que me ha costado mucho tiempo, horas extras sin pago y, a veces, calidad de vida, pues la cuota de responsabilidad es sumamente alta.

Así, comprendí que la mayor fortaleza es la fidelidad hacia el patrono. Cuando de trabajar se trata, el funcionario tiene tatuado en la conciencia que su labor es para su país, para la patria a la cual todos queremos ver mejor, fortalecida y próspera. Definitivamente, quien asevere que no trabajamos miente, o solo conoce la cara oscura de unos pocos que empañan la labor de quienes nos esforzamos por construir un mejor país.

Sebastián Machado, Alajuela

Alza injustificada

Cuando se está haciendo economía en el consumo eléctrico en una casa pequeña donde solo viven dos personas, no tiene justificación recibir un monto equivalente al doble de lo que se pagaba antes. Pedimos en las oficinas del ICE de Turrúcares un estudio para determinar la causa de esa desastrosa alza. Cuando no había entrado en vigor el IVA, indicaron que llegarían en el transcurso de la semana los representantes del ICE. Ha transcurrido un mes y brillan por su ausencia.

Grace Rojas Franco, Alajuela