10 septiembre

El 28 de julio solicité la cancelación de mi contrato con Tigo a partir del 31 de julio, cuya cuota estaba pagada. Afirman que el 29 de julio me llamaron y no me localizaron. Aún quedaban el 30 y 31 para comunicarse conmigo.

No lo hicieron hasta el 3 de agosto para solicitarme que no retirara el servicio. No acepté sus súplicas y mantuve mi posición de retiro que les había comunicado el 28 de julio. Me informaron de que como no habían podido hablar conmigo antes del 1.° de agosto cobrarían el mes aunque el servicio no se diera.

Elesban Torres González, Moravia

El ROP

Da pena las absurdas posibilidades que se analizan para retirar el dinero del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), complemento digno para la vejez. Ejemplo hipotético: a una persona que se pensione hoy con un sueldo de ¢450.000 le ha generado un ahorro en el ROP de sus años laborados de aproximadamente ¢5 millones (con el rendimiento incluido).

Lo que se propone es retirarlo en partes, de conformidad con la misma cantidad de cuotas cotizadas, que serían 460. Entonces, lo que recibiría al mes serían ¢11.000. ¿Es ese un complemento digno después de toda una vida de ahorro? La cifra no alivia la pobreza a nadie.

Mejor que cada persona ahorre su propio dinero porque no pareciera que tenga ningún beneficio que la maneje una operadora, y así dejaría de ser un dolor de cabeza. Es más rentable. El ROP no es un favor que se le hace al trabajador, es un ahorro obligatorio, por tanto, debe ser un derecho adquirido retirarlo en su totalidad y disfrutarlo en vida.

Marisol Urbina Mohs, Heredia

Éxito en el país

A juzgar por el comportamiento de ciertos grupos de la población, podría pensar que no han asimilado el momento histórico que vivimos. La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha hecho un trabajo heroico utilizando todos los recursos a su disposición para expandir capacidad y salvar vidas.

Qué bendición para Costa Rica tener a la CCSS y un sistema de salud robusto. Es el legado de un trabajador de salud, de un médico. Uno de los “forjadores del país”, como bien se titula otra carta a la columna publicada el 15 de agosto.

El equipo de gobierno que lidera este momento histórico trabaja sin descanso para producir resultados positivos en comparación con otros países más poderosos. Siempre se puede mejorar, pero enfoquémonos en los logros, en los avances. Nuestros líderes lo están dando todo, separados de sus seres queridos y sufriendo su ausencia. Son humanos como usted y yo. Esta lucha es del país, no política. No es hora de politizar la pandemia, de querer debilitar al enemigo político con golpes bajos y mezquinos. Ese comportamiento desestabiliza, puede causar más muertes y el caos en Costa Rica. Estamos en una guerra, no cavemos nuestras propias tumbas.

Es hora de ser patriotas y solidarios. El Instituto Clodomiro Picado comienza ensayos clínicos con pacientes de un nuevo suero desarrollado en nuestro país. También se elaboraron tabletas antivirales para tratar de combatir la terrible enfermedad. Y la UCR hace las últimas pruebas de ventiladores fabricados en Costa Rica.

Aplaudamos los avances científicos que dan al país autosuficiencia y nos llenan de orgullo y esperanza. Seamos exigentes, pero agradecidos con un equipo de gobierno que trabaja duro y se esfuerza por sacarnos adelante. Apoyemos a los trabajadores esenciales que sostienen la economía, ayudemos al necesitado. Nunca dejemos de respaldar y proteger a los trabajadores de Salud que atienden a pacientes de tantas maneras, que nos entregan su corazón y se exponen a la muerte en la lucha diaria para vencer a la covid-19. No pueden lograrlo sin nuestra responsabilidad personal.

Anayansi Lizano Mora, Escazú

Respuesta del AyA

En respuesta a la carta publicada el 24 de agosto, con el título “Problema irresoluto”, firmada por Edwin Fernández Gamboa, se informa de que el servicio presentó en dos ocasiones consumos con variaciones significativas en relación con el promedio histórico. La facturación del 9/6/2020 por 70 metros cúbicos fue de ¢148.858, por prorrateo, al estar precedida de dos cobros estimados, quedó en ¢73.886,35.

La facturación del 10/8/2020 por 50 metros cúbicos fue por ¢85.162. De acuerdo con la inspección, no registra daños, por tanto, no hay causas asignables al AyA que afectara el registro del consumo.

Maritza Alvarado Granados, directora de comunicación institucional del AyA