6 abril

Hasta el momento, el aporte de las municipalidades ha sido casi nulo. Las acciones mencionadas por la directora ejecutiva de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL), Karen Porras Arguedas, en el la subsección “Foro” de “Opinión” de La Nación ayer, son servicios esenciales que deben brindarse estemos en crisis o no.

Porras trae a colación un proyecto de ley presentado a la Asamblea Legislativa, el cual desconozco si se ha hecho público en detalle. En estos momentos difíciles, los habitantes de los cantones deberíamos conocer los rebajos, condonaciones y el plazo para el pago de patentes y bienes inmuebles.

Estoy de acuerdo con el cobro de servicios según el costo real. Los alcaldes deberían presentar modificaciones internas y externas del presupuesto porque las actividades y los tiempos cambiaron; por ejemplo, las de los ámbitos deportivo y artístico ya no son prioritarias. También, llegó el momento de que los alcaldes y vicealcaldes revisen sus salarios.

Desiderio Solano Moya, Belén de Heredia

Camas insuficientes

Durante años, hemos soportado pacientemente las listas de espera en los hospitales, a pesar de que el gobierno y algunas empresas dejan de pagar a tiempo las cuotas a la seguridad social, causa principal de la lenta construcción de centros médicos.

En plena crisis por el coronavirus, contamos con 1,2 camas hospitalarias por cada 1.000 habitantes; mientras España, con grave crisis de atención, tiene 3 por cada 1.000. ¿Qué nos podría pasar si llegáramos a la fase 4 de la pandemia?

Jorge H. Jiménez Bustamante, Curridabat

Internet gratuita

Desde el inicio de la cuarentena, las empresas que venden Internet debieron brindar libre acceso a los planes, principalmente al de prepago. Muchas personas necesitan el servicio, como los estudiantes para acceder a la educación virtual, la cual, según la ministra de Educación, se reforzará después de Semana Santa mediante herramientas como Classroom, Teams y Zoom.

Además, las familias deben estar informadas a través de sitios oficiales de los ministerios, la Caja Costarricense de Seguro Social, la aplicación EDUS y los portales de noticias. De esta forma, la población verá reportajes e información de lo que acontece.

Gerardo Arias Artavia, La Unión

Reforma del Estado

A la política tradicional, le reconozco muchos logros, pero siempre le he reprochado su inclinación por agrandar el Estado para satisfacer clientelas que la mantuvieron en el poder. Por eso, siempre he abogado por la racionalización del aparato estatal, simplificándolo, reduciéndolo, articulándolo y automatizándolo.

No obstante, últimamente, he considerado que semejante pretensión es poco realista, por lo menos a corto y mediano plazo. Tendremos que conformarnos con mucho menos: una reducción paulatina de la planilla y algunos ajustes. Yo me daría por satisfecho, por ejemplo, si las instituciones, sin excepción alguna y de una vez por todas, se sometieran al capítulo sobre el empleo público contenido en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas. Eso constituye una expectativa realista que, de materializarse, sería una excelente noticia, particularmente en este momento de tanto apuro fiscal.

Carlos E. Córdoba Vargas, Alajuela

Golpe mediático

El fenómeno mediático causado por la covid-19 pone a prueba el manejo de las emociones con respecto a la sobrecarga de información, aunada a sentimientos de ansiedad, incertidumbre y miedo. La información está al encender el televisor o a tan solo un clic en las redes sociales, pero ¿cómo evitamos el consumo masivo de noticias sin que la capacidad de asimilarlas llegue a su límite?

Pasamos horas en Facebook, WhatsApp, Twitter y medios de comunicación como los periódicos y noticiarios, donde algunos hablan de lo mismo. Es tarea complicada despegarnos de esa lógica porque es parte de nuestra forma de vida; sin embargo, es posible reducir el tiempo dedicado a las plataformas buscando una alternativa de distracción.

Los acontecimientos de hoy son terreno desconocido, no hay precedentes, lo cual enciende una luz de alerta a la resiliencia y el manejo inteligente de las emociones.

No es nueva la necesidad de hablar más de inteligencia emocional, el ambiente familiar es el primer paso. Aprovechar el aislamiento con la familia abre la posibilidad para la comunicación afectiva, el trabajo en conjunto para evitar la menor afectación debido al virus y pensar en la dinámica posterior una vez que la fase termine.

Jaznel Delgado Tabash, Puntarenas

Mutual responde

Con respecto al caso de Eugenia Rojas González, expuesto en este espacio el domingo 5 de abril, informamos de que el Grupo Mutual ya atendió a la clienta directamente y se le cambió la clave para que pueda ingresar a Mutual en Línea satisfactoriamente y sin salir de la casa.

Cristina Arias Quirós, asesora de comunicación del Grupo Mutual

Escríbanos a cartas@nacion.com