27 junio

A mediados del 2015 denuncié ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) el hurto de un dispositivo electrónico por el cual pagué ¢750.000. El sospechoso fue identificado y el informe, enviado a la Fiscalía de Pavas.

Dos años después, el caso se llevó a juicio. El tiempo pasó y no fui notificado, seguí insistiendo hasta que en el 2019 me informaron de que el expediente estaba extraviado.

Denuncié el asunto ante la Inspección Judicial y este lo envió de vuelta a la jefatura del mismo Tribunal Penal de Pavas para que resolviera sobre la pérdida.

Siento una gran frustración, pues además de la pérdida del dispositivo, perdí mucho tiempo visitando las oficinas judiciales y el delito está a pocos meses de prescribir.

José R. Corrales Orozco, Moravia

Llaman para cobrar

Recibo 30 llamadas diarias de Instacredit y también las personas que puse como referencia debido a que me atrasé un día. Fui y pagué, pero aun así siguen llamando debido a que en su sistema no aparece el abono.

Betty Berrio Marsiglia, Desamparados

Grave riesgo

No dejemos que el fervor nuble nuestro razonamiento en época de crisis. Pido a los creyentes no dejarse llevar por la apertura de los templos y proceder con razonamiento crítico antes de asistir.

La religiosidad constituye una parte vital en la vida de los creyentes; sin embargo, la salud colectiva es fundamental y no puede quedar en manos del azar.

A pesar de los protocolos establecidos para los templos, recordamos que muchos asistentes romperán la burbuja social y otros viajarán en buses o taxis, por tanto, estarán expuestos al contagio.

Juan Pablo Vargas Vargas, San José

Evidente señal

Para algunos podría resultar simpático ver zapatos viejos colgar de los cables del tendido eléctrico en nuestras comunidades o barriadas. Lejos de ser gracioso, es un llamado de atención para las municipalidades, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) y la Policía, pues se trata de rótulos indicativos de puntos de venta de drogas.

Nuestras autoridades, con base en esos anuncios, deben neutralizar las fuentes de venta al menudeo.

Osvaldo Hernández Nájar, Curridabat

Abuso de poder

Me pregunto a dónde vamos o a dónde quieren llevarnos los políticos. Primero, algunos buenos consejeros le recomendaron al presidente, Carlos Alvarado, nombrar ministro de Hacienda al economista Rodrigo Chaves Robles, un funcionario de lujo que chocó con la muralla de la corrupción política, entendida en este caso como el mal uso o el abuso del poder público. No duró mucho en su puesto, pues sus intenciones eran poner orden, lo cual no le convino al gobierno.

Segundo, nombraron en la Defensoría de los Habitantes a una de las costarricenses más brillantes, que ha destacado en grandes y prestigiosos organismos internacionales, Catalina Crespo Sancho. Sin siquiera haber calentado la silla, percibió la manera como los políticos manejan el país.

Comenzó con el presidente y sus asesores y también chocó con el muro, pero ahora, unidos al Ejecutivo, con los diputados, quienes pretenden apartarla del camino, sencillamente por ser una persona de reconocida probidad.

Jorge Mendieta García, Escazú

Averías constantes

Durante varios meses he experimentado problemas en el servicio de televisión por cable de Claro. Cuando he llamado a Servicio al Cliente, me dejan colgando.

Cuando solucionan el problema, dura dos semanas y de nuevo debo volver a sufrir el proceso hasta el cansancio. Mi experiencia incluye hasta seis llamadas sin respuesta a Servicio al Cliente y el call center. Interminables mensajes por WhatsApp, donde muchas veces contesta una máquina.

Gilberto Ugalde Esquivel, San José

Escríbanos a cartas@nacion.com.