13 marzo

Tengo varios años de pagar una motocicleta a una financiera. Me atrasé y me cobran como si nunca hubiera abonado. ¿A cuál institución recurro para parar este abuso?

Betty Berrio Marsiglia, Desamparados

Agradecimiento

Mi familia y yo agradecemos al hospital Raúl Blanco Cervantes la atención brindada a mi esposa, Elena Serrano Bonilla, quien falleció en ese centro médico el 29 de febrero.

Además del agradecimiento al personal de enfermería, queremos hacer público, particularmente, nuestro reconocimiento a los médicos a cargo del caso: Isabel Campos y Daniel Valerio.

Como costarricenses, debemos sentirnos orgullosos de tener un hospital que ofrece una atención ejemplar, no solo para los adultos mayores, sino también para quienes visitan a los pacientes.

Álvaro Villalobos Giró, Desamparados

Solución diligente

Agradezco a Viviana Murillo Brenes, jefa del Departamento de Repuestos del Grupo Q, por resolver un problema surgido durante la reparación de mi carro. Demostró gran dedicación, ética y profesionalismo.

Claudio Ghirardi Vendramini, Poás

Alcohol en bancos

¿Por qué, si se ha hablado mucho del coronavirus, no colocan un dispensador de alcohol en gel en cada ventanilla de los bancos para que los clientes se limpien las manos tanto al iniciar como al finalizar un trámite, sobre todo, después de hacer una fila en la cual se irrespeta la distancia mínima de seguridad?

Es conveniente tomar tal medida en toda institución donde se atiende a través de ventanillas y donde la gente debe hacer fila, especialmente en fechas de pago de salarios y pensiones.

Philippe Bloton Grall, Esparza

Ebáis del este

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) decidió encargarse de administrar los Ebáis del este de la capital (Montes de Oca, Curridabat y La Unión ). Pese a que algunos de estos centros médicos cuentan con modernas instalaciones, pareciera que el objetivo es trasladar a los asegurados de Montes de Oca a la clínica central del hospital Calderón Guardia, donde la demanda sobrepasó hace años la capacidad de atención.

La centralización de los servicios de laboratorio clínico y odontología al edificio adjunto al restaurante Antojitos, en San Pedro, ha sido un fracaso. El hacinamiento y las largas filas desde tempranas horas exponen a los asegurados a las inclemencias del tiempo y al riesgo de un asalto.

Muchos vienen de lejos y deben madrugar para asistir a las citas de Laboratorio y conseguir un espacio en Odontología. Este último departamento mantiene la misma medida deficiente para ser atendido cuando era dirigido por la Universidad de Iberoamérica (Unibe).

Los funcionarios que escogieron esa sede no pensaron en las necesidades de los adultos mayores, enfermos, niños, mujeres embarazadas y personas discapacitadas.

Cumplirá un mes de funcionamiento y es posible corregir las deficiencias, tanto en lo administrativo como en lo operativo.

Juan de Dios Cartín Herrera, San Pedro

Nuevo impuesto

Sugiero cobrar un recargo de ¢3.000 en los marchamos. El primer año se donaría lo recaudado al Hospital Nacional de Niños; el segundo, al hospital Blanco Cervantes; y el tercero, al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para construir nuevos albergues.

Calculo que el monto anual recaudado sería de unos ¢4.000 millones. Y la campaña se denominaría “Contribución de corazón”.

Fernando Nassar Leiva, San José

Edificio enfermo

Se define como síndrome del edificio enfermo aquel sitio donde quienes lo ocupan se quejan más frecuentemente por malestares que lo razonablemente esperado.

El fenómeno produce afectaciones como irritación de las mucosas (ojos, oídos, nariz y garganta), dolores de cabeza, sensación de ahogo, tasas más altas de lo normal de resfriados y alergias. Para evitarlo, es fundamental el mantenimiento de los sistemas de ventilación, especialmente del aire acondicionado. Conviene revisar los filtros y sus juntas, la bandeja de drenaje, los serpentines, los difusores, etc.

Guillermo Valverde Rojas, Belén de Heredia

Escríbanos a cartas@nacion.com