19 marzo

En virtud de ciertas ventajas particulares, muchas industrias de materiales y equipos biomédicos han elegido Costa Rica para establecer sus plantas de desarrollo y manufacturas.

En las circunstancias presentes, existe en el mundo una gran demanda de artículos de bioseguridad, tales como mascarillas, batas, trajes complejos y demás. Insumos indispensables para el funcionamiento de establecimientos de salud, equipos de respuesta inmediata, personal de seguridad y puestos de emergencias.

Es oportuno aprovechar la experiencia científica y tecnológica para desarrollar o adaptar materiales y procesos industriales y crear de esta forma oportunidades sólidas de empleo. Es un momento propicio para generar recursos abasteciendo los mercados.

Estos materiales y procesos requieren de la colaboración de la empresa privada, universidades y el apoyo de entes estatales comprometidos con la tarea de seguir reactivando la economía.

Robinson Rodríguez Herrera, San Pedro de Montes de Oca

Pensión anticipada

Debido a la emergencia sanitaria, es inminente el despido de muchos trabajadores, en especial los de la industria turística. Sugiero a las autoridades emitir una directriz para adelantar la edad de pensión, con el fin de que las compañías opten por pensionar a sus colaboradores de mayor edad y, de esta forma, minimizar el impacto de la ola de despidos por venir.

Marco Solís Varela, Cartago

Torre salvadora

La torre este del hospital Calderón Guardia, cuya construcción finalizará en los próximos meses, podría constituirse en el espacio salvador de muchos costarricenses enfermos de la covid-19.

Con sus siete pisos, por lo menos, unas 300 personas serán atendidas en época de emergencia nacional. Muchos dirán, con justa razón, que los objetivos de la construcción son otros y jamás ser un espacio de atención masiva.

Si el gobierno de China fue capaz de construir un hospital en tiempo récord para acoger a sus miles de infectados, no veo por qué no utilizar el inmueble, cuya obra en estos momentos parece como caída del cielo y cuya inversión asciende a ¢82 millones. Al fin y al cabo, la pagaremos los costarricenses.

Daniel Madrigal Sojo, Goicoechea

Control patronal

Como el gobierno aprobó el teletrabajo a sus funcionarios, es recomendable establecer medidas de control sobre las tareas que ejecutan. Por ejemplo, cada cierto tiempo, el empleado debería reportar sus labores mediante correo electrónico, el cual verifiquen las jefaturas, y el correo originado desde la cuenta asignada por la institución patrona.

De tal manera, será posible confirmar si realmente está desempeñando sus funciones y no pintando la casa, lavando el carro o paseando en centros comerciales con la familia en horas laborables.

Le empresa privada tiene los mecanismos necesarios para hacer este tipo de controles. El gobierno debe ejecutar los mismos. No es justo que los costarricenses, tras de que estamos en estado de emergencia de salud, paguemos vacaciones disfrazadas.

Juan Carlos Mora Molina, San José

Chanceros mayores

Con alcohol no vamos a llevar comida a la mesa de los chanceros adultos mayores. Son necesarias acciones concretas y desinteresadas, no colocarlos en estado de vulnerabilidad al permitirles seguir vendiendo lotería.

Una opción es tomar parte del Fondo Mutual y de Beneficio Social para los Vendedores de Lotería (Fumuvel), ahorros que cada vendedor tiene según las ventas, y darles el dinero que usualmente recogen en una semana para que se queden en sus casas con el objetivo de evitar poner sus vidas en peligro.

Necesitamos acciones desinteresadas y solidarias de la JPS. Les debemos respeto a nuestros adultos mayores. Piensen en la seguridad de ellos y en sus vidas.

Franz Chaves Lizano, Zapote

Espíritu empresarial

El emprendedor actual debe tener dos grandes características: la fe absoluta de contar con la habilidad para resolver lo que se le presente y una paranoia realista de que habrá muchos problemas en el entorno que deberá resolver. Es decir, debe estar preparado para lo imprevisible y lidiar con ello conforme ocurra.

En esta época, cuando hay inseguridad, quiebras empresariales y cambios inéditos, el nuevo emprendedor va a adaptarse y sacar adelante su proyecto. Tendrá que aprender a crear su propio destino. Hay mucha conciencia de la necesidad de crear empleos, pero falta mucho por hacer. Los emprendedores van a participar en ese gran proyecto, pero necesitan capacitación, recursos, creatividad y liderazgo.

Hay instituciones académicas que ayudan a fomentar el espíritu emprendedor. También los sistemas financieros han desempeñado un papel crucial al apoyar a muchos a abrir sus negocios. Emprender es, sin duda, fundamental para afrontar tiempos tan difíciles.

Gustavo Halsband, San José

Envíe su comentario a cartas@nacion.com