2 febrero

Mientras Acueductos y Alcantarillados (AyA) declara emergencia en el Valle Central y denuncia “falta de conciencia por parte de la población”, demora meses en reparar fugas de agua reportadas, con la consecuente pérdida de millones de litros en épocas de racionamiento.

En dos ocasiones, le he informado sobre tubos reventados dentro del residencial Colinas de Montealegre y, en todos los casos, el AyA acudió en un tiempo promedio de mes y medio, y después de múltiples llamadas insistiendo sobre la necesidad de actuar con prontitud.

El 10 de enero reporté una tercera fuga, dentro del condominio Roble Sabana (reporte 37408708) y aún no ha sido reparada. La conciencia debe iniciar dentro de la institución.

Eugenia Obregón Pérez, Tres Ríos

Mala alimentación

Asistí recientemente al informe de los resultados del Proyecto de la Finca a la Escuela, el cual promueve el consumo de frutas y verduras en Guatemala y Costa Rica, propuesto por el Instituto de Nutrición para Centroamérica y Panamá.

Por Costa Rica, fueron evaluadas 603 escuelas y, entre los resultados, están: la existencia de un 34 % de sobrepeso en la población de entre 6 y 12 años; los niños consumen entre seis y siete veces más calorías provenientes de productos ultraprocesados (como snacks) que de frutas y verduras; después de haber sido aprobada la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas bajó el consumo de estos productos en la niñez; y los factores principales de mortalidad son cáncer gastrointestinal (19 %), cardiopatías isquémicas (31 %) y accidentes vasculares cerebrales (11 %).

Estos resultados, entre otros, determinan la prioridad que debe dársele a este problema en el ámbito nacional, y los ministerios de Educación, Ambiente, Agricultura y Salud desempeñan un papel fundamental.

Fernando Villalobos Sole, Turrubares

Ya había denuncias

De acuerdo con lo publicado en La Nación del 30 de enero, el Ministerio de Economía (MEIC) detectó diferencias hasta de un 35 % en farmacias privadas. Es un aliciente que propongan bajar los precios. Pero no entiendo por qué hasta ahora se dan cuenta si ha habido denuncias al respecto, y no hoy, sino desde mucho tiempo.

Hace como tres años, en esta sección, se publicó un comentario escrito por mí, de cómo pregunté en varias farmacias de Santo Domingo de Heredia por un medicamento y lo conseguí cerca de la Universidad Nacional con una diferencia más o menos como la indicada por el MEIC.

Deben agilizar el proyecto. No me he escuchado al Ministerio de Salud ni al Colegio de Farmacéuticos referirse al asunto.

Oldemar Arias Salazar, Santo Domingo

Hacienda y el BCCR

El Ministerio de Hacienda y el Banco Central nos piden actualizar los datos de las sociedades anónimas. Se nos obliga a cumplir, bajo la figura de la firma digital, y se nos amenaza con serias multas si incumplimos.

Los invito a intentar obtener la firma digital y a visitar el también obsoleto sitio de Hacienda para reír juntos. Pero, además, tenemos que pagar impuesto sobre el valor agregado. El mecanismo para hacerlo es caro. Sume el contador y las facturas a partir de los recibos del régimen simplificado. Intente usar el sistema de Hacienda para facturar y me cuentan.

Francisco González, San José

Cumplirle al votante

Tuve la experiencia de ser regidor suplente, regidor propietario y presidente municipal. A las personas que en esta contienda ganaron un puesto, las invitó a reflexionar en cómo ser elegidas no es asunto de ir a cobrar una dieta, un salario, figurar o ir por un beneficio propio. Lo que siempre deben tener claro es que cuando una persona deposita su voto apoyando la postulación les concede confianza, la acción más valiosa que dan. No deben defraudar a quien las apoyó y tampoco a quien no les dio el voto.

Desiderio Solano Moya, Belén de Heredia

Ley contra la usura

Con respecto al artículo publicado el 2 de enero, de Thelmo Vargas ("Reflexiones sobre la tasa de interés justa”), los artículos 46 y 50 de la Constitución Política responsabilizan al Estado de procurar “el mayor bienestar a los habitantes”.

Esto se logra “organizando y estimulando la producción para una justa distribución de la riqueza; sancionando cualquier monopolio y garantizando el equilibrio al usuario en su salud, bienestar y seguridad económica”.

El Banco Central incumple sus deberes. Al emitir criterio omitió indicar que, conforme a las leyes fiscales, los prestamistas deben inscribirse en el sistema financiero o serán sancionados. Eso convierte en delincuentes a los prestamistas. Tampoco dijo que es obligación de los registros nacionales informar a la Tributación los créditos hipotecarios o prendarios.

Como escribió Thelmo Vargas, todo prestamista tiene certeza de los ingresos del deudor, por lo que no hay preocupación de que algunos carezcan de crédito. Esas exhortativas deben servir de reflexión para los diputados en el momento de promulgar la ley contra la usura.

Ronald Solano Pérez, San José