13 octubre

Intersección peligrosa

En Sabanilla, Montes de Oca, antes de llegar a las instalaciones deportivas de la Universidad de Costa Rica, existe una intersección donde nadie respeta la señalización. Se irrespetan cedas, altos, semáforos peatonales y hasta se invaden carriles, lo cual expone a estudiantes y peatones que visitan las instalaciones deportivas. Sería prudente que el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) o la autoridad correspondiente hagan algo para evitar accidentes de transito y atropellos.

Alexánder Garita Rodríguez, Alajuelita

Personajes caídos

Con los últimos acontecimientos del país, se nos han caído del pedestal personajes como los magistrados, quienes estaban en el subconsciente de los costarricenses como héroes protectores de nuestros derechos. Hoy, sabemos qué les interesa proteger. Se nos cayeron todos los gobiernos anteriores, los cuales nunca pusieron freno al desastre de la repartición de pluses, anualidades, dedicación exclusiva y beneficios de los bancos públicos. Se nos cayeron todas las juntas de gobierno, directivas, gerentes, abogados de las instituciones autónomas, de los últimos gobiernos, que negociaron con los sindicatos convenciones colectivas, como gobierno burro amarrado contra sindicato tigre suelto. Se cayeron los actuales diputados al oponerse al paquete fiscal, aun cuando todos los partidos tenían en su programa de gobierno el aumento de impuestos.

Leslie Anderson Beer, Moravia

Respuesta de Veinsa

Veinsa, con relación a la queja de Pablo Vargas Villarreal, por el costo de la revisión de los 20.000 kilómetros de un vehículo (Cartas, 6/10/2018), aclara que el costo fue de ¢277.735. Como resultado de la revisión preventiva se detectaron varios componentes que necesitan ser reemplazados y fueron cotizados, pero no autorizados por el cliente. En consecuencia, Veinsa no acepta los términos de la nota de Vargas Villareal, ya que solo pagó ¢277.735; los demás servicios nunca fueron realizados o cobrados.

Max Soto Vargas, gerente de Servicio, Veinsa Motors

Nunca visto

Ojalá el Ministerio de Educación tome alguna medida al respecto y le rebaje los días y además suspenda a la maestra que se fue a Cancún con su familia en plena huelga. El sabotaje en el plantel de Recope pudo causar el efecto de una pequeña bomba nuclear, con daños incalculables. La agresión al presidente, lo que nunca había ocurrido en nuestro país, jamás imaginamos que la huelga llegaría a este punto. Deben ser castigadas esas personas con todo el peso de la ley.

Oldemar Arias Salazar, Santo Domingo, Heredia

Apoyo del pueblo

El verdadero pueblo costarricense apoya el plan fiscal y al presidente. La mayor parte de los costarricenses queremos heredar a nuestros hijos un país en saludable condición financiera y por eso apoyamos el plan fiscal. Sabemos que hay áreas en las cuales trabajar, como los gastos de consultoría del gobierno, pero sería negligente interponer objeciones a un plan que viene a subsanar en parte la falta de dinero.

No deseamos una crisis porque golpearía a la clases más necesitadas. Somos conscientes de que los sindicatos defienden privilegios que no debieron otorgarse.

En muchos países rigen las mismas condiciones laborales para el empleado de gobierno y el privado. Además, apoyamos el valor y la honestidad de nuestro presidente, un hombre valiente que ha hecho lo que muchos otros evadieron. No estamos de acuerdo con el irrespeto a la tranquilidad y privacidad de nuestros gobernantes.

Maricel Serrano Lacayo, San José

Medidas eficientes

Agradezco al Ministerio de Salud de Cartago y a la señora Nancy Fernández Fedullo y su equipo por solucionar la contaminación sónica en un consultorio médico en mi vecindario. Fueron muy eficientes las medidas tomadas.

Patricia Escoto Leiva, Cartago

Registro sindical

Mediante una ley, debería establecerse la obligación de los sindicatos del sector público a registrar y mantener actualizados en el Poder Judicial un domicilio para notificaciones y su representante legal, como sucede en todas las entidades públicas.

Galo Vicente Guerra Cobo, San José