Cartas

Cartas a la columna: Incompetencia en Box Correos

Cliente reclama paquetes perdidos

La calidad del servicio debe ser una máxima en las empresas, más aún, si existe la libre competencia, porque el cliente goza de libertad para cambiar de proveedor.

Agradezco la libre competencia en momentos en que recibo un pésimo servicio al cliente y mi paciencia se agota, como en el caso de Box Correos, donde pierden mis paquetes y no se hacen responsables.

Diego Quirós Morales, San José

Para recordar

Deberían esculpir una estatua y colocarle una placa con los nombres de los magistrados, incluido el del presidente de la Corte, y colocarla en un lugar muy visible para que ningún costarricense olvide a los héroes que han dado una lucha feroz en defensa de sus gollerías.

Han puesto todas las trabas posibles contra la ley de empleo público. Es importantísimo, asimismo, que publiquen los nombres para que quienes no tenemos memoria política nunca los olvidemos.

Henry Martínez Gallo, Liberia

Fallo educativo

Los últimos hechos sociales y políticos acaecidos, entre ellos, la covid-19, como común denominador, han derivado en la restricción de la libertad de costarricenses obedientes a los mensajes de salud.

Nos han mostrado fehacientemente la carencia de formación sólida en los principios y valores presentes en nuestra Constitución, obligados a ser enseñados y aprendidos, en este caso, solidaridad, respeto, honestidad, justicia, equidad, responsabilidad.

Principios y valores que el sistema educativo debió enseñar y constatar el aprendizaje. Si lo hubiera hecho, posiblemente no estaríamos viviendo las congojas, descalabros e investigaciones por aparente corrupción. Hasta ahora entiendo el pura vida.

Carlos Masís Acosta, Cartago

Pruebas legítimas

Según los abogados, en todos los casos de presunta corrupción que han conmovido a los costarricenses, las intervenciones telefónicas no tienen validez, cuando en realidad han permitido establecer la posible existencia de un grupo de funcionarios corruptos que ocupan cargos o fueron empleados públicos en el pasado. Quizá crean que este es un país de ignorantes.

Debemos entender que es una prueba fundamental para esclarecer si hubo delito y, por lo tanto, castigarlo como tal.

Fernando Cordero Alvarado, San José

El término señor presupone algún tipo de nobleza. Señor Montero, señor Retana, etc. Claro, hay que ganárselo, no viene en promociones de supermercados. Señor alcalde, señor magistrado, señor juez, señor diputado, señor presidente.

Las personas a las que se dirigen con este respeto suelen henchirse de orgullo, vuelven a ver a su alrededor y cambian de color, como diciendo “llegué yo”. El trato de cortesía, sin embargo, se ha ido difuminando con el tiempo. La semana pasada fue el de “señor alcalde”, por culpa de unas mezcladoras de cemento, conocidas como “chompipas”.

Nos dimos cuenta, además, de que un médico extiende incapacidades falsas. El Colegio de Médicos debe investigarlo. ¿Dónde están la Contraloría y los auditores de las municipalidades? Años de devengar supersueldos y no encontraron nada anormal en licitaciones y pagos de facturas.

Jorge E. Varela Solís, Moravia

Vida en libertad

Ninguna sociedad puede vivir sin libertad, porque la libertad es inherente a la condición humana. Ernesto Sabato, en su libro “Uno y el universo”, dijo que en nuestra época quedó demostrado que los crímenes y desmanes políticos, tanto de la izquierda como de la derecha, son una experiencia histórica suficiente para admitir que de nada vale luchar por la justicia social si no es una lucha por la libertad del ser humano y por la dignidad que le corresponde a cada pueblo.

Gustavo Halsband Leverato, San José

Instrucciones precisas

La vida de los mayores se agrava cuando deben esperar atención nocturna antes de ser enviados a centros hospitalarios, donde se complica su estado, se dificulta el control del contagio de enfermedades y el personal paramédico también escasea.

El Blanco Cervantes merecerá un premio cuando entregue a cada paciente las instrucciones precisas para los paramédicos, cruzrojistas, auxiliares, enfermeros o médicos privados que ocasionalmente los atienden fuera del horario establecido.

Felicitaciones a Silvia Gagneten Barbetta por su comentario del 19 de noviembre.

Rodolfo Borbón Sartoresi, Escazú