28 marzo

Soy guía turístico y amo enseñar las bellezas de nuestro país, pero, tras la decisión de cerrar las fronteras del país para evitar más contagios de la covid-19, me quedé sin viajes y, en consecuencia, sin ingresos, al igual que 2.500 guías más.

Solo me resta orar con todo mi corazón para salir de esta situación lo más pronto posible y volver a los días de trabajo, a llevar visitantes a innumerables destinos y así reactivar la economía para beneficio de todos los costarricenses.

Percy Piedra Alfaro, San Isidro de Heredia

Freno a acaparadores

Son inaceptables los acaparadores, especuladores y vividores a costa del dolor ajeno en momentos de emergencia por el coronavirus. Es inadmisible la falta de solidaridad y conciencia, y que el único afán sea hacer dinero.

Por ejemplo, un galón de jabón de manos, tan indispensable, cuyo precio usualmente es de unos ¢5.000, lo están vendiendo en más de ¢20.000. Es reprochable y lamentable oír al gobierno declararse impotente para encarar tan grave situación.

Si no existe una ley, el gobierno y la Asamblea Legislativa deberían actuar ahora y cuando vengan otras emergencias. Estoy seguro de que la iniciativa la aprobarán los 57 diputados en un abrir y cerrar de ojos.

Alexis Villalobos Soto, Alajuela

Pobre Nicaragua

La indiferencia del gobernante de Nicaragua en medio de la pandemia del coronavirus podría convertirse en el peor enemigo del esfuerzo titánico que están haciendo nuestras autoridades para contener la enfermedad.

Un noticiero internacional informó de que están priorizando la situación económica por sobre la sanitaria, algo similar a la enajenación de Donald Trump, cuyas consecuencias ya experimentan los estadounidenses. Tanto los médicos como los epidemiólogos nicaragüenses claman por que se le preste atención a la pandemia.

Rodrigo Cedeño Gómez, Escazú

Moratoria perjudicial

Tiene mucha razón Carlos Manuel Echeverría en su artículo “Una moratoria lesiva” (La Nación, 26/3/2020). Muchos pensionados invertimos nuestros ahorros en viviendas de alquiler y dependemos de las mensualidades para el día a día. La moratoria propuesta nos pondrá en muy difícil situación porque no tendremos cómo pagar alimentos, impuestos, mantenimiento, etc.

Óscar Arce Villalobos, Guácima

Resiliencia

La vida nunca volverá a ser igual. Deberemos adaptarnos a los cambios por venir. Debemos dejar de lado lo superficial y apreciar lo básico. Valoremos nuestra agricultura y ganadería y los recursos naturales, pues vivimos en un país grandioso. Agradezco al gobierno su esfuerzo durante esta crisis. Ahora, todos a cooperar.

Patricia Chaves Castro, Curridabat

Competencia

La Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope) reclama al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) la compra de energía al mercado centroamericano bajo el argumento de que va contra la reactivación económica nacional.

Acope debe indicar con números claros qué tan competitivos son contra el mercado centroamericano. Si los asociados de Acope venden más caro, serían más bien un lastre para la economía, al promover que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) suba el precio de la electricidad.

Glen Rodríguez Solís, Santo Domingo de Heredia

Comedores escolares

La crisis de la covid-19 ha puesto a prueba muchos enfoques de la vida cotidiana y al gobierno. Bajo estas circunstancias, sobresale el esfuerzo del Ministerio de Educación Pública (MEP) por hacer llegar los alimentos de los comedores escolares a los niños, en momentos cuando es indispensable mantener la ayuda a los hogares.

Es muy difícil hacer llegar alimentos frescos o sin procesar. La industria alimentaria debería retomar el enfoque, hoy con más tecnología y capacidad de producción, y desarrollar productos con nuestro agro, que solucionen en forma eficiente la función de los comedores escolares, respondan a situaciones especiales como la actual y suplan de alimento a los niños en período de vacaciones.

Algunos productos pueden ser colados, sopas, gallopintos, frutas, cereales, lácteos, etc. debidamente procesados. La crisis del covid-19 nos dejará un antes y un después que permitirá hacer muchas mejoras.

Arturo Jiménez Carmiol, San José