8 octubre

Después de 21 años de ser cliente del BAC, y de pagar todos los seguros recomendados, el domingo 2 de diciembre del 2018 mediante por lo menos 130 transferencias sustrajeron $16.000 de mis cuentas.

Con el dinero, pagaron marchamos, servicios públicos, recargas telefónicas y cuentas del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), cuyas facturas permiten conocer quiénes se beneficiaron.

Puse oportunamente las denuncias ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la Superintendencia General de Seguros (Sugese), la Oficina del Consumidor Financiero (OCF), la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y todas las instituciones relacionadas. Con excepción del OIJ, dijeron que el problema no les correspondía y ninguna resolvió nada. El BAC rehúsa hacerme el reembolso.

Raúl Botero Botero, San José

Víctima de acoso

Sentada en la banca de la parada de los buses de San Ramón, cerca del mercado, esperando el autobús, a eso de las 5 p. m., hace unos días, cuando regresaba de la universidad, sentí una mala vibra, con maliciosas intenciones y un rostro intimidador que provenía de un señor a corta distancia.

Decidí ignorarlo, usé mis audífonos como protección y subí el volumen de la música por si acaso se le ocurría dirigirme la palabra. Llegó mi autobús y en cuestión de segundos la intranquilidad me invadió. Quizás estaba juzgando mal a aquella persona.

Me encontraba de última en la fila, de repente, sentí una mano que trató de levantarme la falda, inmediatamente reaccioné con enojo hacia quien lo hizo. Para mi sorpresa, detrás, se encontraba aquel individuo que vi cuando llegué al lugar. Su sonrisa perversa y el lacónico comentario que vino después fue lo que me dejó paralizada. Había escuchado muchas historias de mujeres víctimas de acoso callejero, pero pensaba que hacían drama de más. Sin embargo, una vez que hubo contacto, que invadieron mi espacio personal, las entiendo. Defiendo a aquellas que lloran por oír cosas que no pidieron, porque las tocan sin su consentimiento y porque al igual que muchas he oído o presenciado situaciones que no pedí vivir.

Fabiola Blanco Cubero, Zarcero de Alajuela

Pago al INVU

Llevo cerca de cinco años de pagar en línea el préstamo del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) mediante el Banco de Costa Rica. Sin embargo, el INVU no registra los abonos, pese a enviarle los comprobantes. Estoy cansado de la falta de compromiso de los funcionarios. Cuando voy, aseguran corregir el problema, pero no pasa nada. Además, es sumamente difícil comunicarse con la institución. A estas alturas, no tengo conocimiento del saldo. He tratado de que este problema sea corregido. Solo me falta pedir una cita con el presidente ejecutivo.

Luis Alberto Arias Lizano, Alajuela

Educar a la juventud

La juventud en el siglo XXI no es igual que la de otros tiempos, y eso queda muy claro. Se les está educando de manera incorrecta y, a la larga, solo ellos serán los afectados. Los valores se han ido perdiendo y esta generación está compuesta por personas superficiales.

¿Los adultos tienen la culpa? Sí, en parte, pues le están dando menos importancia a la educación y han dejado de prestarles atención a los niños, ya que muchas veces prefieren que se diviertan usando la tecnología.

Los valores, las costumbres y las tradiciones quedaron atrás. No se les está enseñando a los jóvenes a ser más humanos, sino solo a ser seres vacíos, y eso afecta, en gran medida, su crecimiento. La sociedad ha hecho que la juventud actúe cada vez más frívolamente, la ética y la moral ya no tienen importancia y los valores con los que crecimos se están esfumando rápidamente como para impedirlo. ¿Qué haremos al respecto para cambiar la situación?

Stafanie Aguirres Delgado, Limón

Popular responde

Como respuesta a la carta de José Julián Valverde, publicada el 2 de octubre, en la cual manifiesta un retraso en la entrega de su vehículo, informamos de que, luego de efectuar los procesos de verificación para el cumplimiento de la ley, se determinó que la formalización de la escritura se llevaría a cabo ayer, 7 de octubre. El Banco ofrece sinceras disculpas al cliente por la preocupación generada.

Maykel Vargas García, director de Soporte Administrativo del Banco Popular

Peajes automáticos

Urge que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) actualice el sistema de cobro de peajes. En lugar de tener casetillas atravesadas en las autopistas, debería seguir los pasos de naciones como Chile y Portugal e instalar peajes automáticos.

En esos países, el auto pasa y la cámara toma una fotografía de la placa, la cual es asociada a una cuenta bancaria y el monto del peaje es cobrado automáticamente. La inversión es menor, los vehículos no deben frenar, no hay presas ni choques ni cobradores respirando gases tóxicos de los motores o bajo el riesgo de que un automóvil colisione la casetilla.

Franco Mainieri Murillo, San José