3 julio

La noche del jueves 2 de julio, en la clínica de Alajuelita, trataron de forma inhumana a mi tío. La familia contrajo la covid-19. Lo llevamos a Emergencias porque sufría problemas para respirar, lo vieron y le dieron la salida.

Lo mandaron a la casa bajo el aguacero. Cuando le preguntamos a la persona que lo atendió por qué, respondió que ella nada podía hacer.

¿Cómo una persona infectada por el virus es tratada de esa manera? En las noticias, el gobierno se jacta de brindar las mejores atenciones a estos pacientes. Espero que sea un caso aislado.

Jacqueline Susana Cuadra Bejarano, Alajuelita

Responsabilidad social

El mundo entero vive una de las crisis más graves que se han conocido. Son muchos los muertos y el peligro es diario; sin embargo, personas irresponsables actúan sin respeto por el bienestar de los demás.

El sacrificio en el campo de la salud, la economía y en lo personal de la mayoría de los costarricenses es grande. No es justo que por actos de unos pocos, posiblemente debido a la lentitud en el exigir la imposición de sanciones y la lenidad de las autoridades, quienes se conducen de forma tan reprochable lo hagan con impunidad.

Por eso, y teniendo presente la situación extraordinaria para la supervivencia de la especie humana, precisan medidas extraordinarias para impedir la continuación de conductas dañidas.

Freddy Coto Varela, Cartago

En familia

Cada uno de los costarricenses debe tomar consciencia del riesgo de la pandemia. No es un juego. El Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Costa Rica prevé, de acuerdo con modelos matemáticos, cuando menos, 2.000 casos diarios en la cúspide de la ola. Cambiar las proyecciones depende del comportamiento de la población.

Por tanto, somos responsables de ajustar esas cifras a la baja. La burbuja la componen quienes conviven regularmente en una vivienda. Ni siquiera amigos y conocidos son parte de ella. No es posible determinar a ciencia cierta con quién se relacionó cada persona.

Es un problema doloroso porque tenemos muchas personas a las cuales apreciamos y con quienes quisiéramos departir, pero la pandemia no durará siempre y volveremos a reunirnos.

Mario Miranda Murillo, Poás de Alajuela

Vocación y mística

La carta de Lilliana Mejía B. (22/6/2020) me sirve de punto de partida para hacer público mi reconocimiento a otro repartidor del periódico La Nación. Me refiero a Alexánder Alvarado Arguedas, quien atiende San Mateo de Alajuela.

Con la misma mística que Carlos Sancho, a quien mencionó Lilliana Mejia en su nota, Alvarado Arguedas efectúa su labor.

Tengo dos años y dos meses de haberme trasladado de la capital a este cantón alajuelense y no recuerdo un solo día en que yo haya tenido que llamar a La Nación para informar de que no me llegó el periódico. Asimismo, en época lluviosa, por la distancia que separa el buzón de la puerta principal de mi casa, Alexánder tiene el cuidado de introducir el diario en las bolsas plásticas reciclables.

Mario Alberto Fonseca Ulate, San Mateo de Alajuela

Duda sobre el ROP

Por ningún lado he leído si la fórmula del 10 % seguirá activa, según el planteamiento de reforma al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

Debe seguir, pues muchos nos pensionaremos este año con montos acumulados no muy altos, la fórmula todavía nos da y tenemos derecho al ROP completo de acuerdo con la ley actual.

José Segura Cascante, San José

Centrarse en la salud

La meta de la conferencia de prensa diaria del equipo a cargo de la emergencia es principalmente informar sobre la evolución de la pandemia, pero algunos insisten en preguntar asuntos económicos y de otra índole, desviando la atención del aspecto sanitario. El problema económico debe tratarse con las instancias pertinentes y así la conferencia será más fructífera.

Rodolfo Alfaro Murillo, San José

Ayuda local

Para lograr mejores resultados, las municipalidades deberían distribuir volantes en sus comunidades donde se especifiquen las directrices de las autoridades sanitarias.

También deben echar mano del perifoneo constante. La mayor parte del pueblo no recibe adecuadamente las informaciones dadas en la conferencia de prensa diaria por televisión y tampoco lee nada al respecto.

Jaime Morera Monge, Alajuela

Frase coloquial

Elizabeth Mora, directora de la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (Prodhab), exigió respeto al legislador Pedro Muñoz por usar una forma coloquial para pedirle la respuesta a una pregunta.

En otro escenario, esa petición justa y respetuosa, no transcendería, pero como fue en una comisión de la Asamblea Legislativa ahí fue Troya.

La diputada de la bancada oficialista Carolina Hidalgo, como si se tratara del reflejo de Pávlov, automáticamente se solidarizó con la interrogada, de quien se esperaba una respuesta concreta sobre el asunto tratado. Se hizo una tempestad en un vaso de agua, en un mar tranquilo y sereno.

Camilo Cifuentes Correa, San José