4 julio

Hace aproximadamente un mes los ejecutivos de la Universidad Latina me informaron de que un curso que había matriculado no se abriría porque no consiguieron llenar el cupo mínimo. Quedaron en devolverme el dinero en un máximo de 20 días.

Ha pasado ya el doble del tiempo y aún no recibo lo pagado. Los números telefónicos de los superiores a quienes llamo están eternamente ocupados o, en su mayoría, una grabadora indica que el número no existe.

Casi todos los días pregunto, no solo porque me deben el dinero, sino también porque me envían correos donde me notifican una morosidad en el curso cancelado por falta de estudiantes.

Esta semana la única explicación fue que hubo despidos el 30 de junio en la universidad. ¿Qué relación tiene con mi caso si hace 20 días debieron haber cumplido el compromiso de devolución? Puse la denuncia en el Consejo Nacional de Educación Superior (Conesup), ¿adivinan la respuesta?

Diana Sánchez Pérez, San José

Donar sangre

En la conferencia del viernes 3 de julio, el presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, nos informó acerca del estado tan crítico de las reservas de sangre y pidió a los costarricenses ser solidarios e ir a donar.

Pienso que los costarricense y extranjeros que estén en condiciones de hacerlo deben contribuir, pues todos sabemos la situación tan grave que el país está viviendo.

Ligia Fallas Aguilar, San José

Mal manejo económico

Aunque el presidente de la República, Carlos Alvarado, aceptó el manejo sistémico de la pandemia, en cuanto a la situación económica, de forma consensuada, simultáneamente decretó otras medidas volubles.

De modo irresponsable, el mandatario ha dejado las decisiones esenciales de la emergencia sanitaria en manos del ministro Daniel Salas, muy congruentes con su personalidad absorbente, autoritaria y emotiva.

El llamado de auxilio y asistencia hecho al gobierno por los diferentes empresarios, cámaras, emprendedores y trabajadores nos conmueve por las circunstancias apremiantes que atraviesan.

Hubo optimismo cuando el mandatario anunció la reapertura de las actividades económicas por regiones, según el comportamiento del virus SARS-CoV-2.

No se justifica sacrificar a la nación por igual, pues las regiones son muy diferenciadas en el comportamiento y en el manejo solidario de la pandemia, que responden a perspectivas y acciones técnicas para equilibrar salud y economía.

De mantenerse una estrategia sistémica, de seguro aportaría un enorme impulso en la salud económica del país, muy frágil y deprimida.

José Rugama Hernández, San José

Más por dietas

No solo los magistrados se autoaumentan sus salarios de manera inmoral y los directores del Banco Nacional se autonombran en cargos directivos de sus subsidiarias para amasar dinero en dietas.

La benemérita institución de todos los costarricenses, denominada Junta de Protección Social (JPS), aprobó el 27 de enero una normativa que triplicará los montos que percibe cada uno de los integrantes de la Junta Directiva por concepto de dietas.

Con la modificación, de la noche a la mañana, los directivos pasarían de recibir un máximo de ¢230.670 mensuales a ¢692.670. Es una muestra más de que los jerarcas de turno manejan sus poderes como si estuvieran a cargo de sus propias empresas privadas, y se distribuyen el dinero público como si se tratara de una fiesta.

Daniel Madrigal Sojo, Goicoechea