8 abril

Los profesores universitarios carecen de mística. No se interesan por hablar con los alumnos de forma virtual o telefónica, o bien, a través de los chats, acerca de cómo se sienten con respecto a este mecanismo para recibir educación.

Varios jóvenes se sienten frustrados y desesperados por tener que estar frente a un computador para continuar sus estudios. Algunos me han comentado que muchas de las clases son aburridas, monótonas y que ciertos profesores lo que han hecho es grabar clases y repetirlas, es decir, no están en directo para interactuar con sus alumnos.

No acabo de comprender por qué los profesores universitarios se han decantado vehementemente por las clases virtuales cuando varios colegios y escuelas por lo menos intentan impartir clases presenciales algunos días a la semana. ¿Les habrá quedado muy cómodo estar en la casa recibiendo el mismo salario por un esfuerzo menor?

Conversen con los jóvenes, escuchen sus comentarios, pónganse en sus zapatos. Tener 20 o 23 años y no poder interactuar con los profesores y compañeros en el genial medio universitario tiene que ser sin duda una gran frustración. ¿Hay algo que el gobierno o el Ministerio de Educación puedan hacer al respecto?

Soledad Rojas Rodríguez, San José

El ego

No todos tienen la habilidad de Keylor Navas para atajar como él. Lo felicito. Es tarea muy difícil, aunque parezca fácil. Igualmente pasa con el ego. Hay que saber contenerlo antes de que nos anote un gol o nos conduzca al autogol. Aunque haga falta, no es imprescindible jugar con el ego para ganar siempre, sea cual sea nuestra misión.

Gustavo Halsband Leverato, San José

Plataforma del BP

Hace unos meses modificaron la página del Banco Popular. Yo esperaba que fuera más eficiente, pero es todo lo contrario.

Antes pagaba los recibos de electricidad a través de Internet sin problema, ahora ni siquiera aparece dentro de las opciones y tampoco en el buscador.

Me veo obligado a decirle a un cuñado que me haga el favor en el sitio web del Banco de Costa Rica, en el cual sí aparecen todas las opciones y muchas más.

Días atrás pagué otra factura, pero no quedó el registro y casi me cortan el servicio. Ojalá revisen y arreglen el problema.

Jorge B. Villalta Mora, San Francisco de Dos Ríos

Depilación cancelada

Contraté y pagué a la empresa Europiel una depilación láser para mi hija; sin embargo, cancelaron arbitrariamente las últimas cuatro citas.

No me contestan los teléfonos y no hay forma de hablar frente a frente con alguna de las personas a cargo del negocio para que me den una solución o me reintegren el dinero.

Liliana Serrano Molina, Curridabat

Promesa sin cumplir

Las obras en Taras y La Lima de Cartago no van de acuerdo con lo prometido por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y la Constructora H. Solís-Estrella.

Roberto Acosta, representante de la empresa privada, indicó que iban a trabajar todo el día y toda la noche, lo cual no es cierto, porque a las ocho de la noche no hay movimiento de trabajadores ni maquinaria.

La época lluviosa comenzó y es fundamental que aceleren el paso debido a la cantidad de inundaciones usuales en el lugar.

Mauricio A. Charpentier Chavarría, Cartago

Diputados actuales

Ciertos diputados dejan mucho qué desear por su comportamiento y protagonizan actos bochornosos.

Uno aceptó un viaje a Europa con todo pagado por un empresario; otro se le fue encima a un asesor y lo golpeó; una diputada hace el ridículo permaneciendo de pie y descalza día y noche en el plenario; como si fuera poco, 23 no se presentaron a trabajar, pero ganaron el salario aunque entorpecieron el análisis de la ley de empleo público; y, para cerrar, una diputada amenazó a un inspector de tránsito con demandarlo por hacerle un parte por desobedecer una señal.

Recuerdo a muchos legisladores que se comportaban a la altura del prestigioso cargo que les encomendó el pueblo.

Rigoberto Prendas Vargas, Guápiles