9 septiembre

Los sindicatos dan su aporte a la crisis fiscal con su llamado a una huelga indefinida. En ese contexto, el gobierno debe aplicar lo que decía san Pablo en la Segunda Carta a los Tesalonicenses: solo el que trabaja tiene paga. Luego de tramitar la ilegalidad, en concordancia con la reforma procesal laboral, que por cierto los sindicatos impulsaron, se debe proceder con los rebajos correspondientes, y si luego de declarado el movimiento ilegal algunos persisten, proceder al despido y así, de paso, aprovechar para reducir el gasto público.

Hasta en eso nos queremos parecer a Grecia: los dirigentes sindicales defendiendo en la calle sus prebendas y la irresponsabilidad de un gobierno que se las concedió; esperemos que aquí el Ejecutivo no ceda a las presiones. Por último, no se arropen diciendo que defienden a los más pobres, por lo menos reconozcan que van por la defensa de su statu quo.

Gustavo Elizondo Fallas, Santa María de Dota

Plus por desempeño

Como profesor de la Universidad de Costa Rica (UCR), con un 3,75 % de anualidad, se me hace imposible protestar contra el plan fiscal, pues ese porcentaje excede por mucho al resto del sector público. Más bien, es momento de pedir que la anualidad baje más y quede supeditada a un desempeño extraordinario.

Alejandro Vargas Johansson, Alajuela

Disculpa de Súper Servicio

Nos excusamos con el señor Erick Brenes Mata, autor de la carta “Llantas mal puestas” (7/9/2018), por no haber contestado de inmediato su mensaje; sin embargo, luego del análisis del caso, por la mala posición de las llantas, se aclaró y se logró satisfacer la necesidad al cliente. Se invitó al señor Brenes a traer de nuevo su vehículo el 7 de setiembre para una revisión, en la sucursal de Súper Servicio La Sabana. Las llantas que compró en el 2014 se revisaron técnicamente y presentaban un desgaste irregular causado por el alineamiento. Se asesoró y compró dos llantas para llevar el vehículo de nuevo a Riteve.

Andrés Vergara Gutiérrez, gerente de Súper Servicio

Visa a EE. UU. negada

Le consulto a la Embajada de los Estados Unidos: ¿De qué manera se prueba que alguien no tiene interés en quedarse en su país? Voy con parte de mi familia a llevar un nieto a Disney durante una semana, invité a una amiga, quien venció un problema de salud, cuyo sueño ha sido viajar en avión y conocer Disney; sola no lo puede lograr. Ella llevó pruebas de que no le interesa quedarse allá, cotiza para la Caja hace 20 años, es dueña de parte de la propiedad donde vive, fue honesta con lo que le preguntaron y aun así le negaron la visa. No me duele el dinero que invertí, sino su tristeza, pues por trabajar en oficios domésticos no tiene oportunidad.

Ligia Castro Palma, Curridabat

Sacrificio parejo

Resulta casi inaudito que tan solo con 100 días del nuevo gobierno haya personas que piensen que la bola de nieve que viene rodando desde hace años pueda desaparecer de la noche a la mañana. Siento que hay gente que se siente “héroe” criticando al gobierno de turno, olvidando la herencia nefasta que han dejado administraciones anteriores.

Si somos ciudadanos serios y responsables, aportemos no solo con ideas viables, sino también con hechos. Este es el momento menos oportuno para criticar, es el momento de un poco de sacrificio, eso sí, de forma pareja. Los evasores deben pagar sus impuestos y los altos salarios y pensiones deben parar. En este barco estamos todos los costarricenses y los salvavidas no alcanzan para la mayoría. Que no nos pase como al Titanic.

Rigoberto Pérez Morales, San Francisco de Dos Ríos

Carga atrasada

El déficit fiscal no es una imposición de este gobierno, situación a la que se ha propuesto hacerle frente. Es una carga atrasada. ¿Es justo asumir todos la carga acumulada por años? Que cada ciudadano pague según sus recursos. ¿Y las empresas transnacionales que dan empleo a tantos costarricenses y que reciben exoneraciones? También.

Quienes vivimos la crisis económica del gobierno de Rodrigo Carazo llevamos palo y decíamos “¡Qué presidente más malo, todo está carísimo y escaso!”. ¿Le tocará lo mismo a Carlos Alvarado?

María Quirós Vásquez, La Unión