9 febrero

La empresa a cargo del servicio de transporte público a Pavas incorporó a su flotilla una serie de buses que son los más incómodos de toda el área metropolitana. No entiendo por qué las autoridades correspondientes autorizan aumentos tarifarios a una empresa que, con tales unidades, brinda un servicio nada amigable. Los aumentos debieran aprobarse por unidad y no de oficio a toda la flotilla de buses.

Guillermo Prendas González, San José

Actriz consagrada

Como es costumbre, surgen comentarios racistas, xenófobos, de exclusión, sarcásticos y de envidia, esta vez contra la actriz Yalitza Aparicio Martínez, de ascendencia mixteca, protagonista de la película ganadora Roma. Los hicieron la actriz, también mexicana, Laura Zapata y otros actores.

Surge de nuevo el asunto de capacidades, talentos, inteligencias, habilidades, vocaciones. ¿Quién dice que las capacidades del ser humano están en el origen étnico, color de la piel, rasgos físicos, estatura, solvencia económica, profesión, militancia religiosa, etc.?

Desde mi perspectiva, agravian y molestan los comentarios racistas que hacen ciertos medios de comunicación cuando dicen, por ejemplo, “el primer presidente negro de los EE. UU”, “la primera vicepresidenta afrodescendiente de Costa Rica”, “la primera indígena en ganar un premio como actriz”, lo que estaría descalificando su verdadera esencia: el ser humano. Más bien queda en evidencia su pobreza intelectual,emocional y espiritual. ¡Que el ser supremo tenga misericordia de esas almas!

José Rugama Hernández, San José

Tope a intereses

Un proyecto de ley para regular la comisiones cobradas por los emisores de tarjetas es importante, pero lo es más regular los intereses de usura que manejan esas instituciones, tanto en tarjetas como en créditos. Es hora de fijar el máximo de interés que pueden cobrar esas entidades y evitar intereses sobre intereses, situación que tiene más empobrecida a la gente trabajadora.

Henry Martínez Gallo, San José

Política exterior

Es penoso enterarse, como costarricense, de que en política internacional Relaciones Exteriores se apunta al seguidismo (Cartas, 6/2/19). Mal hace este país (sin ejército, autoproclamado en neutralidad perpetua, respetuoso del derecho de no intervención, etc.) en unirse a un grupo de países en donde hay alguno que no descarta la intervención armada en vez del diálogo. Lo de la ayuda humanitaria es solo un pretexto: lo de Guaidó es un golpe de Estado, se mire como se mire. En cuanto a Palestina, ¿por qué Costa Rica no puede, por iniciativa propia, sin seguidismo, encabezar en la ONU la ayuda humanitaria donde es realmente necesaria? Recordemos la responsabilidad de la ONU al dividir el territorio a favor de Israel (1947) sin previa consulta a sus habitantes palestinos ni a sus vecinos árabes. De aquellos polvos, estos lodos.

Hugo Mora Poltronieri, Escazú

Justicia pareja

La Sala Constitucional exigirá, supuestamente, a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) una solución para las largas listas de espera. Entonces, ¿quién le exigirá a la Corte resolver las listas de espera de los juicios? Lo que es bueno para el ganso es bueno para la gansa, ¿no? Mejor no tiren piedras si tienen techo de vidrio.

Jorge Acuña Calvo, San Francisco de Dos Ríos

Comparte comentario

Me parece muy atinado el comentario de Daniel Madrigal Sojo (Cartas, 9/2/2019) sobre la posición de los jerarcas de instituciones públicas porque muchos administran el dinero como si fuese de ellos. Cuando los miembros de las juntas directivas de instituciones públicas declaran secretas sus sesiones, algo esconden. Vean los aumentos desproporcionados de los magistrados, por ejemplo, que no se ven reflejados en sus funciones, pues todo sigue siendo lento. Cómo es posible que un proyecto del ICE presupuestado en más de $700 millones (ya de por sí una suma considerable) al terminar duplique su costo, pero declara secretas algunas sesiones. ¿Dónde está el Congreso que autoriza que el país se endeude cada vez más para luego pedir ajustes en la electricidad para pagar esos errores?

Rafael A. Fallas Garbanzo, Cartago

Ejemplo alemán

El transporte público es un problema cuyo rezago es de más de 45 años y hoy queremos resolverlo con un tren eléctrico, un monorriel o un metro. Por esas cosas de la vida, me tocó vivir en Hamburgo, Alemania, que tiene una extensión de 755 kilómetros cuadrados y posee un sistema de transporte maravilloso. El metro, conocido como Svan, posee una red de vías que conducen a todo lugar de la ciudad. El 80 % de la población lo utiliza para ir a sus trabajos.

Es tal la responsabilidad de los gobernantes de Hamburgo (es la segunda ciudad más grande de Alemania) que crearon un programa denominado Red Verde para afrontar el calentamiento global, con la idea de reducir al máximo la circulación vehicular y las emisiones de CO2. El proyecto prevé que en 20 años las personas se muevan en bicicletas por rutas rodeadas de jardines y zonas verdes.

Albán Rugama Dávila, barrio México