6 febrero

Mi papá recibió un correo electrónico en el cual le avisan que le van a suspender el servicio de agua. No obstante, el 25 de enero el recibo fue pagado y en la página del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) aparece al día.

Diana E. Aguilar Ramírez, Montes de Oca

Espera pago

En mayo del 2019, la Municipalidad de Golfito emitió una orden de compra y el producto le fue entregado el 4 de julio. Cuando llamo para cobrar la factura, me comunican con el encargado de Informática o de Proveeduría, o con el asistente del alcalde.

Henry Quirós Ramírez, Cartago

Eficiencia fiscal

Estoy de acuerdo con el pago de impuestos, pues con el dinero se construyen carreteras, puentes, hospitales y acueductos, y se nos brindan una serie de servicios necesarios para subsistir. Difiero en que mi contribución sea utilizada para pagar gollerías a empleados públicos y sus familiares.

El gobierno quiere cargar a la empresa privada de más impuestos para cubrir el déficit fiscal, pero no controla las grandes pérdidas generadas por compañías constructoras que toman el dinero y dejan los trabajos a medias.

Hace unos años, denuncié a una empresa por abandonar la ciclovía en Limón y no pasó nada. El gobierno de turno le dio otro contrato que tampoco cumplió. Costa Rica necesita un gobernante honesto y que exija a los ministros, pero no hay santo en qué persignarse.

Tras la aprobación del impuesto sobre el valor agregado, salieron corriendo los empresarios extranjeros y nacionales, lo que causó el despido de miles y, con esto, el hambre en sus familias.

Carlos Esquivel Esquivel, Nicoya

Urgencias primero

Hace unos días, sentí indignación al constatar la existencia de personas desconsideradas en el país. ¿Cómo, si una ambulancia, la policía o los bomberos están atendiendo una emergencia, no les dan campo para que pasen? Muchos van lento, sin importarles el suceso.

Las autoridades deben imponer castigos duros para tener paz y responsabilidad. No más indiferencia.

Martín Marín, Heredia

Exceso de datos

Le solicité a Kölbi el envío de la factura electrónica a mi correo. Creí que los datos habían quedado registrados en el sistema luego de firmar el contrato, pero hay que llamar o ir a una sucursal. Si se gestiona por teléfono, como tuve que hacerlo, piden dar estado civil, lugar de votación y fecha de nacimiento solamente para completar el trámite de solicitud de factura, que por derecho me corresponde desde que contraté el servicio.

Inés Cornejo Ruh, San José

Reformas cantonales

El rechazo de la propuesta de la clase política en las justas municipales debería llamar a la reflexión y la enmienda. Miles de millones de impuestos fueron invertidos por el Tribunal Supremo de Elecciones en su proclama. El escenario no es novedoso. El mensaje no caló en los votantes. El Tribunal debería ser más estricto con la oferta de los partidos y para descalificar a quienes se encuentren envueltos en querellas judiciales.

No era de extrañar que el gran ganador, una vez más, haya sido el abstencionismo, fenómeno social válido y muy difícil de erradicar, y que denota frustración y enojo.

Más del 63 % de todo el país no votó, sobresalió el cantón central de San José, donde se manifestó el mayor descontento y rechazo por la gestión del alcalde. Resulta patética tal reelección para un quinto periodo consecutivo.

Con un 74,6 % de abstencionismo, únicamente votaron 25 de cada 100 electores, y Johnny Araya obtuvo el 37 % de los votos emitidos. En otras palabras, triunfó por unos 20.000 votos.

Si no hay cambios radicales en los gobiernos locales, el abstencionismo seguirá como invitado especial. Tienen la palabra los diputados ante las recomendaciones de la misión de expertos electorales de la Organización de los Estados Americanos. Las limitaciones deberían fijarse también para los regidores, quienes, en algunos casos, son fieles acompañantes de los largos periplos de los alcaldes.

Halley Castro Ramírez, barrio México

Facturas no llegan

Desde octubre del 2019, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) no me envía por correo las facturas electrónicas de los servicios de celular pospago, Internet, cable y teléfono fijo. Todos los meses debo llamar para que lo hagan. También, ha habido altercados debido a los montos de facturación por servicios pagados o no hay claridad en el periodo de cobro ni la fecha de pago.

En reiteradas oportunidades, he expuesto mi caso a los agentes de las líneas 1193 y 800-USUARIO, pero el argumento es que el problema es del Ministerio de Hacienda porque debe revisar las facturas. Sin embargo, muchos de los inconvenientes se deben a que no se han actualizado mis datos en el sistema, pese a solicitarlo en varias ocasiones.

Laura González Picado, Goicoechea

Escríbanos a cartas@nacion.com