Cartas

Cartas a la columna: Alérgica a vacuna de Pfizer

Pide que le administren la de AstraZeneca

El 22 de julio me administraron la vacuna de Pfizer y sufrí una reacción alérgica. La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no lo reportó ese día sino el 16 de setiembre, cuando me presenté con un dictamen médico donde consta que soy hipersensible a ese medicamento biológico, no así a la de AstraZeneca.

Me encuentro desprotegida. Si no me ponen la combinación Pfizer-AstraZeneca, a partir del 1.º de diciembre mi derecho a circular será limitado. Estoy siendo una ciudadana responsable, y a pesar de eso no me brindan una respuesta.

Estefanny Guillén González, Cartago

Aplicar la ley

¿Cuántos más deben morir para que se sancione a los conductores negligentes que estacionan camiones en las carreteras sin colocar triángulos, conos u otras alertas, o a los que conducen a gran velocidad, ebrios o drogados?

Las recientes muertes de un motociclista que viajaba con dos hijos y dos personas más que iban en un automóvil que chocó contra un camión con plataforma, parqueado al parecer debido a una falla en las escobillas, son solo dos ejemplos de la necesidad de sancionar a quienes violan la ley de tránsito.

Jorge Salas Oviedo, Alajuela

Amenaza cibernética

Recibí un mensaje donde se me informaba de que la Junta de Protección Social de San José había efectuado un depósito en mi cuenta y unos números telefónicos a los que debía llamar si el dinero del premio no aparecía acreditado.

Llamé y me explicaron que la JPS no me envió la comunicación y que otras personas también reportaron la misma situación. Me preocupa que alguien haya hackeado cuentas de los clientes, pero la JPS no lo sabe. Deberían informar si han tomado medidas al respecto.

Alfredo Aspitia Tigliatori, Montes de Oca

Pobreza extrema

Decía don Pepe, mientras daba algunos ejemplos, que las estadísticas fueron hechas para mentir. Si nos concentramos en el número de hogares en pobreza extrema, dados por el INEC, desdeñamos que en Costa Rica 376.800 personas viven en pobreza extrema y que con esos niños, adultos y ciudadanos de oro que pasan hambre se podría llenar el Estadio Nacional unas 12 veces. Es una situación vergonzosa que los costarricenses tenemos el deber de superar.

Freddy Pacheco León, Heredia

Cambio en la Defensoría

La defensora de los habitantes, Catalina Crespo, ha dado repetidas muestras de que no es capaz de respetar los límites de su investidura. No entiendo qué espera la Asamblea Legislativa para censurar sus actos contrarios a la paz social o, mejor todavía, despedirla.

Marcos Mellín Elmore, Concepción de Naranjo

Caja especial

El 21 de octubre fui en compañía de mi padre adulto mayor, persona con discapacidad motriz, al PriceSmart en Santa Ana. Solicitamos prioridad para que mi madre pagara en la caja preferente, pero no tienen, y se nos dijo que no podían hacer excepciones, que debíamos esperar. Me parece una falta de respecto hacia esta población que está protegida por la Ley 7600.

Gabriel Villalobos Rivas, Escazú

Irrespeto a las NIIF

Como estudiante de Contabilidad conozco la importancia de las normas internacionales de información financiera (NIIF). Están hechas con el propósito de que exista calidad y transparencia, por este motivo son exigidas y aceptadas globalmente. Que Fanal no las cumpla correctamente genera preocupación y deja mucho que pensar sobre el mal ejemplo que da.

Rebeca Angulo Roldán, Goicoechea

Víctima de fraude

Recientemente, fui víctima de fraude electrónico e hice los trámites ante Credix para recuperar el monto. Pero tengo que pagar el estado de cuenta, porque, si no lo hago, la empresa no dudará en afectar mi historial crediticio.

Encima, se atreven a dividir en cuotas el cargo disputado, aduciendo que es una promoción para todos los clientes de Visa. Vaya promoción. Y además, las respuestas cortantes y petulantes de los agentes de servicio al cliente dejan mucho que desear.

Douglas Quesada Madriz, San José

Frialdad médica

En el Ebáis Plazoleta, en San Antonio de Desamparados, trabaja un médico que se caracteriza por ser incapaz siquiera de mirar al paciente, y menos aún de moverse de la silla. Es lamentable que Coopesana contrate a personas como él.

Victoria E. Corrales Mora, San Antonio de Desamparados