11 septiembre

Antes de las elecciones municipales, Gilberth Jiménez Siles, hoy alcalde de Desamparados, visitó barrios y distritos para solicitarnos votar por él y, así, permanecer cuatro años más en la alcaldía.

Cuando los vecinos pedimos su ayuda para cortar unos árboles que, debido a su inclinación ponen en riesgo lo material y posiblemente la vida de los vecinos, según un informe de la municipalidad, nos dio la espalda. Tuvimos que acudir a la Sala Constitucional, y habiendo una sentencia donde se le otorgan 30 días para realizar la poda hace caso omiso.

Óscar Ugarte Soto, Desamparados

Más arte

Más que nunca el sector cultural debe unirse para combatir a quienes lo ven como algo que resta a la economía. No hay persona exenta de la cultura, es un derecho universal que debe ser protegido para amortiguar los embates de la pandemia.

Necesitamos fuerza en estos momentos para que se entienda que la cultura no es un adorno, Costa Rica la ha puesto en un lugar distinto que muchas naciones en el mundo.

El acceso a los derechos culturales deben darse tanto en las instancias públicas existentes como mediante incentivos estratégicos a particulares.

La difusión cultural debe estar en la estrategia de comunicación del gobierno para que la música nos brinde armonía; el teatro, sabiduría; y la pintura, belleza. Al mal tiempo, más arte.

Guillermo Madriz Salas, San José

Chat preocupante

Me parece inaceptable que en la Asamblea Legislativa se permita un chat de trabajo con un nombre que ofende a dos grupos de poblaciones discriminadas. Es preocupante que en la institución que representa al pueblo surjan personas que abiertamente apoyan el odio, el racismo y la discriminación. Deben recordar cómo fueron elegidas.

María Lourdes Mora Vega, San José

Faltó el concurso

Otro lamentable nombramiento en la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), como lo fue el del gerente del Banco Nacional, donde no medió un concurso abierto para la selección del funcionario, invocando la misma excusa de que la coyuntura económico-financiera del país así lo requiere.

No tengo la menor duda de que Rocío Aguilar cumple los requisitos de idoneidad, experiencia y liderazgo que ese puesto demanda, pero discrepo de que sea la única que los posea y no se les haya dado oportunidad a otros quienes de seguro llenan los mismos requisitos o más.

La justificación de Alberto Dent, con respecto a que el nombramiento se hizo igual que en el pasado es muy pobre. Si son prácticas inconvenientes, deben cambiar para que haya más participación y transparencia. Si siguiéramos las costumbres del pasado, el país estaría realmente mal.

Los concursos para los altos puestos en la función pública deben ser abiertos para la participación de muchos, en especial por los intereses personales y de grupo a los que siempre quiere corresponderse.

Rafael Cob Prendas, Escazú

Afectado por cambio

El BAC Credomatic practica un procedimiento inapropiado para con los clientes a quienes les fueron canceladas las tarjetas de crédito tras la entrada en vigor de la ley contra la usura. Al revisar los estados de cuenta de agosto, me di cuenta de que sin mi consentimiento se trasladaron los movimientos de ese mes y las cuotas pendientes de créditos a tasa cero a un préstamo por cinco años a una muy alta tasa anual del 37,20 %.

Como lo he hecho todos estos meses de la pandemia, para no exponerme al coronavirus, pagué el saldo de la tarjeta por medio de la cuenta IBAN del Banco Nacional, pero este último mes un funcionario me indicó que ya no podía hacerlo por teléfono, sino en forma personal, en una agencia del Banco, por tratarse de un crédito. Es una falta de consideración y cortesía hacia un adulto mayor.

Eliécer Camacho Riggioni, San Pablo de Heredia

Ingreso a Ebáis

El jueves me tocó ir a la farmacia del Ebáis ubicado contiguo al colegio Madre del Divino Pastor, en El Alto de Guadalupe, y había asegurados con caretas solamente, lo cual contradice las políticas del Ministerio de Salud.

Pregunté a un oficial de seguridad por qué dejaban entrar sin la mascarilla y me explicó que ellos no pueden impedir la entrada a nadie porque es un lugar público. Le expliqué que era obligación desde el 9 de setiembre. No es responsabilidad de uno, sino también de los encargados de seguridad y de las autoridades y empleados del centro de salud. Lo correcto es no atender a nadie si incumple las medidas.

Miguel A. Barboza Retana, Guadalupe