Sofía Chinchilla Cerdas. 11 febrero
Durante los ensayos de la vacuna de Pfizer y BioNTech, entre un grupo de aproximadamente 40.000 participantes, se detectaron cuatro casos de un tipo de parálisis facial temporal, conocido como Parálisis de Bell. La FDA concluyó que no hay evidencia que permita señalar a la vacuna como la causa de dichas reacciones. watermark-flex watermark-mobile
Durante los ensayos de la vacuna de Pfizer y BioNTech, entre un grupo de aproximadamente 40.000 participantes, se detectaron cuatro casos de un tipo de parálisis facial temporal, conocido como Parálisis de Bell. La FDA concluyó que no hay evidencia que permita señalar a la vacuna como la causa de dichas reacciones.

En un video que se comparte en WhatsApp, una supuesta farmacéutica afirma, sin fundamento, que quienes se vacunen contra la covid-19 corren el riesgo de experimentar un episodio de parálisis facial.

En el audiovisual, la mujer desinforma sobre la seguridad de dichas inoculaciones y los supuestos efectos secundarios que pueden experimentar quienes la reciban. Según ella, la Parálisis de Bell es una de las reacciones adversas que ya se ha reportado.

“(Tenemos) gente con parálisis de Bell en la cara. Eso por una enfermera que puso en su propio Facebook. Ella dice: ‘yo soy vacunada y tengo parálisis’, y llora, llora, porque claro, ella pensaba ‘yo le voy a dar un ejemplo de civismo poniéndome la vacuna’”, dice la mujer en la grabación.

“Yo digo, ni ellos están seguros de que esto realmente ni vaya a funcionar como dicen, ni nos vaya a proteger como nos dicen. Entonces, por qué voy a obligar a la gente a ponérsela”, añade la mujer, quien se dirige a los habitantes de El Salvador.

Dichas afirmaciones contradicen la evidencia científica disponible.

Durante los ensayos de la vacuna de Pfizer y BioNTech, entre un grupo de aproximadamente 40.000 participantes, se detectaron cuatro casos de un tipo de parálisis facial temporal, conocido como Parálisis de Bell.

En un reporte sobre la eficacia y la seguridad del fármaco, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) del Gobierno de Estados Unidos afirmó que no hay evidencia que permita señalar a la vacuna como la causa de dichas reacciones. Además, los catalogó como episodios “no serios”.

“No hay una base clara sobre la cual concluir una relación causal en este momento”, afirma el reporte, publicado en diciembre.

Ese mismo mes, se viralizó un video en el que una supuesta enfermera de Nashville, Estados Unidos, dijo haber desarrollado una parálisis en el lado izquierdo de su cara, luego de vacunarse contra la covid-19. Sin embargo, dicho video resultó ser fabricado.

La mujer que habla en la grabación dice llamarse Khalilah Mitchell. Ante consultas del medio Maldita.es, el Departamento de Salud del Estado de Tennessee indicó que no tiene registrada a ninguna persona con ese nombre en su sistema de licencias de profesionales de la salud.

En ninguno de los otros 49 estados de Estados Unidos hay registros de una profesional de la salud con ese nombre. La persona que habla en el video, además, no aporta ninguna prueba de haber sido vacunada.

El medio español de verificación Newtral.es consultó al neurólogo Alejandro Horga Hernández, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Neuromusculares de la Sociedad Española de Neurología, sobre la incidencia de casos de Parálisis de Bell.

El profesional explicó que cada año se detectan entre 20 y 40 casos por cada 100.000 personas.

Contrario a lo que afirma la supuesta farmacéutica, sí hay cifras sobre la efectividad de las vacunas disponibles para prevenir la covid-19. La de Pfizer, según la compañía, tiene una efectividad del 95%. Dicho indicador es de un 94,1% para la de Moderna, y de 90% para la de Oxford y Astra Zeneca.

El Gobierno de El Salvador, país del que habla la mujer, no ha dicho que vaya a ser obligatorio vacunarse contra la covid-19. En declaraciones públicas, el mandatario Nayib Bukele ha dicho que la inyección será voluntaria.

Ni Guillain-Barré, ni convulsiones

De acuerdo con la supuesta farmacéutica, también se han detectado casos de convulsiones y síndrome de Guillain-Barré causados por las vacunas contra la covid-19.

Ambas afirmaciones son falsas, según la información científica disponible.

Según la pediatra infectóloga María Luisa Ávila, aunque hace muchos años se asoció el síndrome de Guillain-Barré con la vacuna contra la influenza, esa postura se descartó.

Tampoco hay reportes de que las vacunas contra el mal causado por el SARS-CoV-2 causen convulsiones.

Así lo confirmaron ante consultas de La Nación y de medios internacionales el Ministerio de Salud, la FDA y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

En redes sociales han circulado videos que muestran a personas con temblores, supuestamente causados por la vacuna contra la covid-19. No obstante, según Ávila, dichas grabaciones mienten.

La supuesta farmacéutica también dice en el audiovisual que las vacunas contra la covid-19 han causado casos de inflamación en la columna vertebral.

Sobre dicha afirmación, tampoco hay, de momento, información concluyente. En setiembre del 2020, la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca tuvieron que suspender temporalmente los estudios clínicos de su vacuna, luego de que dos pacientes desarrollaran síntomas neurológicos.

De acuerdo con Newtral, al cabo de la pausa, los desarrolladores del fármaco no hallaron evidencia suficiente que permitiera relacionar dichas reacciones con la vacuna.

La situación, no obstante, puso en alerta a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos, aunque desde entonces no han trascendido nuevos casos similares, y esa vacuna es ahora una de las que se distribuye en el Reino Unido.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.