Sofía Chinchilla Cerdas. 26 mayo
El TSE asegura que carece de autoridad para posponer o cambiar de fecha los comicios. Además, descarta que la emergencia sanitaria amerite pensar en una medida por el estilo. watermark-flex watermark-mobile
El TSE asegura que carece de autoridad para posponer o cambiar de fecha los comicios. Además, descarta que la emergencia sanitaria amerite pensar en una medida por el estilo.

Conforme se acerca la época electoral en Costa Rica, comienzan a surgir en redes sociales comentarios que especulan sobre la supuesta posibilidad de que algún partido, el Gobierno o el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) intenten trasladar la fecha de los comicios presidenciales del 2022, a causa de la emergencia de la covid-19.

Se trata de conjeturas sin fundamento, pues en el país no existe ningún mecanismo que permita celebrar el sufragio en una fecha que no sea el primer domingo de febrero, o el primer domingo de abril si se requiere una segunda ronda.

En el caso de las elecciones presidenciales y legislativas del próximo año, a los costarricenses les corresponderá ir a las urnas el 6 de febrero y, de ser necesaria una segunda ronda, el 3 de abril.

La Constitución Política es tan estricta con la obligación de que la elección se realice en esa fecha, cada cuatro años, que prevé la realización de comicios aunque el país tuviera fuerzas militares convocadas para la defensa nacional.

El mismo TSE asegura que carece de autoridad para posponer o cambiar de fecha las elecciones. Además, descarta que la emergencia sanitaria amerite pensar en una medida de ese estilo.

Aún así, distintos usuarios empezaron a hablar en sus cuentas de redes sociales sobre escenarios hipotéticos en los que algún actor político procure cambiar el día de los comicios.

Estas especulaciones tomaron fuerza después de que partidos políticos como Liberación Nacional (PLN) y Unidad Social Cristiana (PUSC) debatieran la posibilidad de atrasar sus convenciones internas para la elección de candidatos, a causa del recrudecimiento de la pandemia de covid-19.

”¿Se han puesto a pensar si la pandemia sigue y llegamos a elecciones? ¿Cómo sería que el PAC pida correr la fecha de votación?”, publicó, el 13 de mayo, una usuaria de Twitter.

Días después, el 17 de mayo, el canal de Telegram Resistencia Johnny Schimdt dijo a sus 1.000 seguidores que la suspensión del curso lectivo decretada por el Ministerio de Educación Pública (MEP) es un paso hacia la cancelación de los comicios.

“Si por ahí de agosto provocan otra ola, lo vuelven a suspender y lo corren hasta mitad de febrero 22, y no habrá elecciones... Créanme que por ahí va la historia”, publicó el canal.

‘Vamos a ir a las urnas el 6 de febrero’

“Estos rumores lo único que hacen es sumar a la confusión; no es algo que se esté contemplando. Vamos a ir a las urnas el 6 de febrero”, declaró Gustavo Román, vocero del TSE.

De acuerdo con el funcionario, la convocatoria a elecciones “no es discrecionalidad ni está a disposición” del Tribunal, sino que se trata de fechas constitucionales.

La Carta Magna blinda por completo que se realice un cambio de gobierno cada cuatro años.

Su artículo 133 establece que la elección debe realizarse el primer domingo de febrero, y el 138 indica que si hay segunda ronda, la misma debe realizarse el primer domingo de abril.

Después, el artículo 134 detalla que cada gobierno dura cuatro años exactos, y el 136 ordena que el cambio de gabinete se ejecute el 8 de mayo.

Las reuniones partidarias tienen una naturaleza distinta, pues sus fechas no las regula la Constitución Política, sino las propias agrupaciones, las cuales pueden decidir cuándo se reúnen.

Román afirmó que la Constitución Política no contempla ningún escenario que permita posponer las elecciones presidenciales y legislativas. En todo caso, dijo, la pandemia “no es de ninguna manera” una razón para suspenderlas.

“En la situación de pandemia ya se han realizado elecciones en muchos países: en Perú, Ecuador, hace poco en Madrid, y en Barcelona se votó en medio de una tasa elevada de contagios. En Estados Unidos también se votó”, señaló.

Fuentes consultadas:

-Tribunal Supremo de Elecciones

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.