Retos de la educación superior en Costa Rica para enfrentar la Cuarta Revolución Industrial

Las nuevas tecnologías permiten que la educación virtual sea de altísima calidad y con intercambio activo de conocimientos entre estudiantes y docentes

Por: Mónica Morales

Los avances tecnológicos han transformado la manera en la que entendemos el mundo, más aún en las nuevas generaciones quienes requieren de nuevas metodologías y lenguajes para aprender.

En plena Cuarta Revolución Industrial, la educación es clave para que las sociedades estén preparadas para un mundo cada vez más digital y marcado por nuevas tecnologías.

A medida que esta revolución permea cada ámbito social, se hace más necesario formar profesionales disruptivos e innovadores en cada una de las industrias y sectores productivos.

Uno de los principales retos de Costa Rica y el mundo, es la democratización de la educación, es decir, facilitar el acceso a todos los ciudadanos que deseen aprender. Esto es posible a través de tecnología.

Hoy en día, muchos centros educativos han logrado un modelo de educación mediado por tecnología que permite a los estudiantes estar conectados en franjas horarias establecidas y acceso a contenidos 24/7. Esto no sería posible a través de la educación tradicional en un aula de clase.

Pilares de la educación contemporánea

Casas de estudio con experiencia en modelos de educación virtual como la Universidad San Marcos, conciben la educación virtual en 6 pilares importantes:

  1. 1. Contenidos virtuales: La capacidad de ofrecer y desarrollar programas académicos concebidos desde su inicio para vivir exitosamente en el mundo virtual, lo que representa que desde su creación ya marcan una diferencia con la educación presencial.
  2. 2. Plataforma a la vanguardia: Es clave la utilización de tecnología de punta para el proceso de enseñanza-aprendizaje, a través de los cuales tanto estudiantes como docentes convergen sus ideas. Esto debe estar actualizado a las necesidades actuales, por ejemplo: apps, redes y plataformas disponibles para cualquier tipo de dispositivo.
  3. 3. Recursos de aprendizaje: Todo el contenido del curso debe estar disponible 24/7 desde el inicio para que no haya cambios ni improvisaciones, esto exige una planificación minuciosa y un equipo multidisciplinario que diseñe los contenidos para el entorno virtual.
  4. 4. Experiencia del estudiante: El estudiante debe poder desempeñar su rol desde cualquier lugar sin importar la hora y sin desatender otras responsabilidades. Facilita una experiencia diferenciadora donde es capaz de sostener debates, talleres, foros y evaluación por pares, a través de las conferencias que permiten una interacción sincrónica entre los participantes moderando así su proceso de aprendizaje.
  5. 5. Experiencia de las personas docentes: Contar con profesores formados para educar en la modalidad 100% virtual, lo que facilita la atención personalizada y acompañamiento constante al estudiante permitiéndole tener éxito académico.
  6. 6. Experiencia regional: Pertenecer a una red de educación global que permita el intercambio de experiencias y buenas prácticas, que cuente con alianzas internacionales que le permitan obtener una doble titulación o la opción de realizar intercambios internacionales.

Nueva normalidad de aprendizaje

A través de la educación virtual, sin dejar su casa o lugar de trabajo y ahorrando costos, los estudiantes pueden aprovechar las ventajas que implica formarse en una carrera profesional y convertirse en agentes de desarrollo. En adelante, las aulas de clases sin duda alguna deberán mantenerse mediadas por la tecnología.

La Universidad San Marcos, es pionera y la única universidad en Costa Rica con oferta de carreras de pregrado 100% virtuales aprobadas por el Ministerio de Educación Pública y CONESUP desde 2016, con las que el estudiante accede a la flexibilidad de los horarios, plataformas virtuales de última tecnología y de fácil acceso, servicios de calidad con respaldo académico y precios realmente competitivos.

Hoy día los estudiantes, más allá de ser receptores de conocimiento, son generadores del mismo, y son capaces de transformarse y transformar positivamente el contexto que lo rodea.

FUENTE:
Juan Pablo Cardozo, Director Regional de Comunicaciones de la Universidad San Marcos.