Comunidad de Sámara se une por el rescate de corales

Los corales son organismos vivos y en el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), están considerados como humedales que forman parte de la vida silvestre. Cada coral puede albergar diferentes especies marinas como: langosta, pez candil, pulpos, pez morena, pargos y el pez loro, que limpia las algas del coral, lo que representa un beneficio enorme para el arrecife.

En los últimos 40 años, los arrecifes coralinos se han reducido hasta en un 60%, debido a la sedimentación y las altas temperaturas, según estudios científicos.

Los corales han descendido fuertemente. A nivel mundial son escasos. El Pacífico tiene tasas de reproducción muy bajas. El MINAE se preocupó por este tema y buscamos al INA para iniciar la restauración de corales en Sámara”.
Mauricio Méndez Venegas
Director Técnico del Área de Conservación Tempisque del MINAE

Fue así como inició este proyecto, donde el INA ha capacitado a 22 personas de la comunidad de Sámara, quienes voluntariamente se han unido al rescate de corales en la isla Chora, una zona protegida, dedicada al turismo de kayak y de snorkel, que se ajusta a los fines de conservación y restauración biológicos.

La Gerente General del INA, Sofía Ramírez González, indicó: “Es preciso realizar esfuerzos de conservación y restauración de los ecosistemas marinos y por eso el INA procura no sólo la formación para el trabajo, sino también el uso adecuado de los recursos naturales, procurando siempre la sostenibilidad ambiental en el tiempo”.

Como parte de los esfuerzos que esta comunidad, se creó el Comité de Corales, que se encarga de buscar los recursos para el cultivo y regeneración del arrecife como: embarcaciones, combustible, capitán, equipo y personal de buceo. Para este proyecto, el MINAE aportó la valoración del sitio, la recomendación de especies y la metodología para las guías de restauración de los arrecifes de coral, con el fin de que se reproduzcan y mejore la calidad del lugar, mientras que el INA brinda el apoyo técnico, la capacitación y ejecución del Programa: Jardinería de Arrecifes Coralinos.

Sofía Ramírez González, Gerente General del INA.
El curso ayudará a los centros de buceo y a los proyectos donde exista la restauración de corales, a mejorar su producción, que en un futuro, se traducirá en un mejor desarrollo de la actividad turística y pesquera de las zona costeras de nuestro país”.
Sofía Ramírez González
Gerente General del INA
Grupo de buceadores armando una línea de corales para realizar el jardín en alta mar.

El docente del Núcleo Náutico Pesquero del INA, Carlos Pérez Reyes, manifestó que actualmente se está trabajando con la Asociación de Guías Locales, hoteleros, sector empresarial y tour operadores de la zona de Sámara, quienes colaboran voluntariamente en la parte de jardinería, mantenimiento y limpieza de los corales. “Hay proyectos de jardinería de corales en todo el país, pero la diferencia, es que éste es comunal”, indicó el docente.

Martin Daniel Richard, miembro de la Asociación de Desarrollo de Playa Sámara y Presidente del Proyecto Corales, manifestó que este curso que imparte el INA, le devuelve a la comunidad: beneficios económicos, ambientales y de educación.

“La jardinería de corales aporta a la economía local por medio del turista, que viene a observar los arrecifes, hacer snorkel, buceo y voluntariado. Además, se recupera la pesca artesanal, porque en ellos crecen diferentes especies de peces y moluscos”, agregó Martin.

Equipo del Proyecto Corales en Sámara, Nicoya.
Ver el crecimiento de los arrecifes es muy gratificante, porque el trabajo ha valido la pena. A la gente de Sámara le interesa la restauración de los corales y cada día se unen más personas voluntarias para ayudar y conocer más sobre ellos. Con la restauración de los corales, muchas especies marinas han vuelto”.
Evelyn Antabi
vecina de Sámara y fiscal del proyecto

“En Sámara se cultivan cuatro tipos diferentes de corales nativos de la zona, los cuales fueron seleccionados porque tienen mayor facilidad para reproducirse. Cada especie tiene su propia biodiversidad”, afirmó el funcionario del MINAE.

Las especies son:

  • Pocillopora elegans, cirio grueso
  • Pocillopora capitata, cirio verde
  • Porites lobata, coral hongo poroso
  • Psammocora stellata, coral coliflor
  • Pavona gigantea, hongo de estrella gigante