No espere a que haya un momento idóneo para hacerlo. Las clínicas de cesación de la Caja Costarricense de Seguro Social son un apoyo en este proceso que, aunque puede resultar dificil, le va a brindar una mayor libertad y calidad de vida

Cada año, en el mundo, más de 7 millones de personas mueren a causa del consumo de tabaco. De ellas, más de 6 millones son consumidores directos en tanto que el restante son víctimas indirectas del humo, según cifras divulgadas por la Organización Mundial de la Salud.

Países en vías de desarrollo, como Costa Rica,son de los más expuestos al tabaquismo. Según la última encuesta efectuada en el 2015 por el Ministerio de Salud, en Costa Rica existen 300 mil personas que fuman tabaco de manera activa (tabaquistas).

¿Por qué si se trata de una dependencia que cobra tantas muertes al año, las personas no paran de fumar?

Para un tabaquista, "el cigarrillo es su amigo". Es el "compañero fiel" que está en los días buenos, en los viajes a la playa, en las mejores fiestas y momentos cruciales; pero también es el que permanece a su lado en los malos ratos. No es de extrañarse entonces que el desprenderse de él sea todo un duelo que hay que entender y sobrellevarlo con esfuerzo y perseverancia.

En este sentido, el apoyo de la familia, compañeros de estudio y de trabajo, así como los buenos amigos son fundamentales para quienes desean desintoxicar su organismo de la nicotina.

Es cierto, dejar de fumar podría parecele como subir una cuesta interminable, pero alcanzable. Es importante entender que las molestias que se experimentan al dejar de fumar son transitorias (desaparecerán en varias semanas).

Tales molestias son parte de una dependencia física que se produce cuando el cuerpo se desacostumbra poco a poco a la nicotina.

Por otra parte, fumar tabaco tiene un componente de dependencia social, por lo que se debe trabajar también todas las asociaciones que la persona ha hecho con el cigarrillo a lo largo de su vida. Por ejemplo: “consumir licor y fumar”, “tomar café y fumar”, “ver un partido de fútbol y fumar”, “estar en una presa y fumar en el carro”, “estudiar para un examen y fumar”, entre otras.

Incluso, desde el punto de vista psicológico, fumar está relacionado con una fijación oral que se trae desde el nacimiento y que se potencia en la niñez. Un niño pequeño se lleva a su boca cuanto objeto tenga a mano, ya que le genera una sensación placentera. Algo similar ocurre con un cigarrillo.

Incluso, desde el punto de vista psicológico, fumar está relacionado con una fijación oral que se trae desde el nacimiento y que se potencia en la niñez. Un niño pequeño se lleva a su boca cuanto objeto tenga a mano, ya que le genera una sensación placentera. Algo similar ocurre con un cigarrillo.

Clínicas de cesación de tabaco

En Costa Rica existen 34 clínicas de cesación creadas por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), cuyo objetivo es ayudar a los consumidores del tabaco a dejar esta dependencia. No obstante, pese a la cantidad de fumadores activos, estos centros de atención continúan teniendo muchos espacios disponibles para atender a pacientes. Según estimaciones de la entidad, al año asisten unas 1.100 personas.

Los jóvenes son los más reacios a buscar ayuda en estos centros de apoyo, ubicados en 29 hospitales nacionales y 5 áreas de salud del país.

“La gente joven no considera los riesgos como parte de la vida hasta que maduran. No cree que algo la vaya a afectar. Pero esta es la etapa de la vida en la que más fácilmente se vuelven dependientes”. Wing Ching Chan Cheng, neumóloga y coordinadora del programa de Cesación de Tabaco de la CCSS.

La esperanza de vida de un fumador de 25 años que consume 20 o más cigarros al día es 22 años más corta que la de una persona que no fuma.

La dependencia al tabaco puede ser psicológica, física y social.

  • Dependencia psicológica

    Está fuertemente vinculada con personas que experimentan otras enfermedades psiquiátricas como ansiedad y depresión.

  • Dependencia física

    Son personas que, tras años de ingesta de nicotina, requieren altas dosis de esta para sentirse bien físicamente.

  • Dependencia social

    Está relacionado con estilos de vida y asociaciones entre las actividades sociales placenteras y el fumado.

  • Quienes fuman más son personas que tienen menos recursos económicos. Muchas de ellas se gastan más de un tercio de su salario en cigarrillos.

    Espeso círculo de humo

    Tal es el grado de dependencia al tabaco que este es catalogado como una enfermedad crónica. Un círculo en el que no solo converge un fuerte vínculo emocional y social con el cigarrillo, sino también una serie de enfermedades físicas asociadas. No en vano es la droga legal que más enfermedades causa, según la CCSS.

    Todos sabemos que esta droga se asocia a enfermedades del corazón y al cáncer, pero no todos están al tanto de que existen 25 enfermedades que le afectará tarde o temprano y le va a ir produciendo molestias y restándole calidad de vida.

    Entre 10 y 20 jaladas

    Es el promedio de “jaladas” por cigarrillo que en un año serían 140.000 jaladas, convirtiéndolo en un acto automático que estará muy arraigado en el tabaquista.

    El consumo de tabaco también ocasiona:

    Mal olor y sequedad en el cabello
    Mal olor y sequedad en el cabello
    Infartos o derrames cerebrales
    Infartos o derrames cerebrales
    Infecciones de oído
    Infecciones de oído
    Irritación nasal y de ojos
    Irritación nasal y de ojos
    Arrugas prematuras
    Arrugas prematuras
    Caída de dientes y mal estado de estos
    Caída de dientes y mal estado de estos
    Infertilidad
    Impotencia sexual
    Infertilidad
    Formación de coágulos en las piernas
    Formación de coágulos en las piernas
    La diabetes empeora
    La diabetes empeora
    Infartos
    Infartos
    Enfermedades respiratorias
    Enfermedades respiratorias
    Bajo peso de los niños al nacer
    Aborto espontáneo,
    parto prematuro, muerte súbita del lactante y afectación del desarrollo físico y psicológico del bebé.
    Cáncer de cérvix
    Cáncer de boca, garganta, pulmones, esófago, mama, útero, próstata, riñones y colon, entre otros. Además alzheimer

    Ahora, el mejor momento para dejar de fumar

    Llega un punto en la vida de un tabaquista en que se plantea dejar de fumar. Según datos de la Caja, 7 de cada 10 fumadores desean dejar de hacerlo. No obstante, muchas veces esperan el momento idóneo, ese tiempo en que las cosas mejoran en la vida para intentar dejarlo.

    Hay que mentalizarse a que no hay que esperar a que ese momento ideal llegue, porque ningún momento es mejor que el ahora para dejar de fumar.

    Dicho lo anterior, es momento de buscar ayuda. busque la Clínica de Cesación de Tabaco más cercana a su casa o trabajo, llame o llegue al hospital o Área de Salud para pedir información e inscripción, y ellos le orientarán qué hacer. Anímese con apoyo y ayuda; todo es posible.

    Según sea cada caso, se puede asistir a sesiones grupales o individuales. En estas se trabaja en identificar las estrategias y la terapia que usted requiere para liberarse del tabaco.

    La terapia grupal se compone de 8 sesiones, en promedio, una vez por semana cada una. Son de alta eficacia porque se recibe apoyo de grupo. Según la coordinadora del programa de Cesación de Tabaco de la CCSS, la tasa de éxito es de 90% entre quienes concluyen el programa. Por otra parte, 7 de cada 10 participantes no recayeron un año después de haber concluido el tratamiento. Es muy importante ir a todas las sesiones y citas de seguimiento.

    Requisitos para ingresar a las clínicas de cesación

    - Estar asegurado.
    - No tener problemas de alcoholismo y drogadicción activa porque esto requiere otro tipo de rehabilitación.
    - Tener permiso laboral y disponibilidad para ir a las sesiones, ya que es un programa intensivo.

    Es cierto, dejar de fumar parece difícil, pero no es imposible. Recuerde que usted es más fuerte que el tabaco y que no hay mejor momento que el presente para dejar de hacerlo.

    Una vez que decida desterrar el cigarrillo de su vida, su organismo irá retomando el rumbo y se sentirá así:

    Testimonios de extabaquistas