Autorizar, regular y supervisar a las personas, físicas o jurídicas, que intervienen en los actos o contratos relacionados con la actividad aseguradora, reaseguradora, la oferta pública y la realización de negocios de seguros es el propósito de la Superintendencia General de Seguros, institución creada en el 2008.

Esta entidad, cuya visión es lograr un mercado asegurador más desarrollado, inclusivo y apegado a las mejores prácticas, trabaja por conseguir un entorno dinámico, transparente y equilibrado, con mayores opciones para el consumidor.

“La Sugese busca un balance que permita el crecimiento de las empresas con altos estándares de respeto al cliente y un trato justo hacia él”, afirma Tomás Soley Pérez, superintendente de seguros.

Para lograr un mercado transparente que trabaje por satisfacer las necesidades de los consumidores costarricenses, la Superintendencia definió tres objetivos estratégicos: regulación y supervisión (profundizar la aplicación de buenas prácticas internacionales), organización (impulsar la mejora continua de la organización) y divulgación (facilitarles el conocimiento del mercado de seguros al consumidor y a las partes interesadas).

La evolución del mercado de seguros

En tan solo una década, la Sugese pasó de tener una única empresa aseguradora activa y 67 pólizas, a contar con 13 aseguradoras activas, más de 700 productos de seguros y una amplia red de intermediarios de pólizas.

“En estos 10 años, la apertura del mercado ha permitido entregar al consumidor una mayor variedad de productos, coberturas y servicios de seguros. Las opciones van desde la oferta de pólizas que antes no se tenían en el mercado, hasta la posibilidad de ajustar el producto a la medida del consumidor en cuanto a coberturas y montos deseados se refiere. En la actualidad, se observan servicios adicionales apegados al seguro (valores agregados) que antes no existían, como asistencias al hogar, asistencia del vehículo en carretera y transporte de emergencias médicas, entre otros”, explica el superintendente.

De hecho, debido a la sana competencia que llegó con la apertura de la industria de seguros, hoy los consumidores también tienen la opción de elegir entre nuevas modalidades en aseguramientos y cuentan con procesos de indemnización optimizados.

“Es necesario acercar el mercado al consumidor, hacerlo más transparente, previsible, contar con contratos claros y escritos en lenguaje sencillo. Necesitamos un mercado cada vez más accesible e inclusivo, que permita al ciudadano y a las empresas contar con servicios de valor agregado en el momento que más lo requieren”, asegura Soley.

A lo largo de estos 10 años, el crecimiento es contundente: en el 2017, el mercado de los seguros aumentó en 15%. Ese mismo año, también aumentó la prima per cápita, es decir, el número de pólizas adquiridas por una misma persona. Esta cifra pasó de ¢134.000 en el 2016 a ¢151.000 en el 2017, lo que representa un incremento del 13%. Las primas y las indemnizaciones se duplican, es decir, por cada colón asegurado, se recibe más por el consumidor.

Asimismo, como parte del desarrollo de la industria de seguros, ha habido un aumento significativo en el pago de siniestros (la indemnización que las compañías aseguradoras les dan a sus clientes). A diciembre del 2017, esa cifra casi alcanzó los ¢360.000 millones.

“Lo que les devuelven las aseguradoras a la sociedad, a las familias y a las empresas, es realmente importante. En ausencia del seguro, las personas y las compañías habrían enfrentado estas pérdidas de manera directa, en muchos casos, sumiéndose en una situación financiera comprometedora“, explica Soley.

Los retos

El nivel de conocimiento de la población es todavía un desafío en materia de seguros y la educación financiera es la mejor herramienta para conseguir que las personas puedan aprender sobre el funcionamiento y la utilidad de las pólizas.

Por ese motivo, el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) avaló la realización de talleres de trabajo que contribuyan a promover el acceso y la inclusión en el mercado de seguros.

Actualmente, la Sugese y el mercado asegurador trabajan en alternativas que simplifiquen los productos y flexibilicen el proceso de comercialización de las pólizas y de las indemnizaciones.

“Queremos crear un balance entre mayores opciones para el mercado en un ámbito controlado en el que se tiene respeto por el consumidor y un trato justo hacia él”. Tomás Soley, superintendente de la Sugese.

Al servicio de todos

¿Qué hace la Sugese? Esta institución se encarga de los siguientes trámites y servicios:

  • Autorización de aseguradoras

    Autoriza las aseguradoras que pueden operar legalmente en el país.
  • Registro de intermediarios

    Registra los agentes y corredores de seguros que las aseguradoras acreditan ante la Sugese.
  • Registro de productos

    Permite realizar los registros de pólizas, nota técnica y servicios auxiliares conexos, proveedores transfronterizos, oficinas de representación y pólizas sujetas al régimen de comercio transfronterizo.
  • Consultas y denuncias

    Facilita la realización de consultas jurídicas y denuncias contra personas supervisadas o por presunta actividad de seguros no autorizada. El trámite puede realizarse personalmente en las oficinas en San Pedro de Montes de Oca, Edificio Torre del Este, piso 7, en horario de 9 a.m. a 5 p.m. o a través de Sugese en línea (si se cuenta con certificado de firma digital), cualquier día de la semana, las 24 horas. En este caso, debe ajuntar el formulario: http://www.sugese.fi.cr/informacion_asegurados/requisitos.html
  • Registro Único de Beneficiarios

    Cualquier ciudadano puede consultar si es beneficiario de una póliza de una persona fallecida. El trámite se hace únicamente en persona. Debe presentar la cédula y cancelar ₡500 colones. La persona fallecida ya debe aparecer en el registro civil como difunta para realizar la consulta. Horario de atención de 9:00a.m. a 5:00 p.m.
  • Certificaciones y constancias de registro

    Ofrece la solicitud de constancia o certificación de información de los supervisados (aseguradoras e intermediarios) que consta en registros públicos de la Superintendencia.
  • Planes de mejora regulatoria

    Cuenta con un espacio para consultar los trámites incluidos en el Plan de Mejora Regulatoria, sus hojas de ruta, planificador y reportes de avance.

Una mirada a la historia

El 7 de agosto del 2008, mediante la Ley Reguladora del Mercado de Seguros Ley número 8653, la Asamblea Legislativa decretó la apertura del mercado de seguros y la creación de la Superintendencia General de Seguros. En ese entonces, las funciones dispuestas por la ley le fueron atribuidas al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, ente que acordó que esa labor recaería sobre la Superintendencia de Pensiones. Este recargo se extendió hasta el 31 de diciembre del 2009.

Por lo tanto, desde el 1.° de enero del 2010, la Sugese funciona oficialmente como un ente supervisor independiente adscrito al Banco Central de Costa Rica. La Superintendencia trabaja bajo la dirección del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), el cual está integrado por el presidente o gerente del Banco Central, el Ministro de Hacienda o su representante y cinco miembros elegidos por la Junta Directiva del Banco Central.