Costa Rica se encamina a aprovechar las capacidades de las ciudades inteligentes

Utilizar la tecnología como aliada para mejorar la calidad de vida de los costarricenses es la prioridad de RACSA al ser una empresa 100% de capital nacional. Aquí le explicamos cómo lo hace y el papel de las municipalidades en el proceso.

Imagínese un mundo en el que todos los parques y centros concurridos de la comunidad en la que usted vive cuenten con Internet gratuito, en el que pueda reservar su espacio de parqueo en la calle por medio de una aplicación o en el que pueda caminar con seguridad a toda hora porque sabe que hay un sistema de videoseguridad que lo protege y, mediante aplicaciones sencillas en su celular, le permite monitorear el recorrido de la ruta de buses que le interesa y saber a qué distancia está de su próxima parada.

Ese mundo se llama ciudad inteligente y es una realidad que es cada vez más cercana a la cotidianidad del costarricense, gracias a los proyectos que Radiográfica Costarricense S.A. (RACSA) ha venido desarrollando desde el año pasado de la mano de las municipalidades y otras instituciones públicas.

¿Qué es una ciudad inteligente?

Es la zona o región donde se ha establecido un modelo basado en el máximo aprovechamiento y uso de la tecnología para el beneficio, desarrollo social y económico, político y administrativo. Es decir, que se utilizan procesos tecnológicos para mejorar la calidad de vida de las personas.

Con la consolidación del Grupo ICE (RACSA, ICE Energía, ICE Telecomunicaciones, CNFL y Cable Visión), se dispone de un portafolio robusto de soluciones para ciudades inteligentes, donde cada una de las empresas colabora de acuerdo con su área de especialización.

En el caso de RACSA como frontal comercial para las municipalidades, su responsabilidad principal es ser el socio en el proceso de transformación de la sociedad y de los servicios hacia un entorno digital, bajo un modelo de desarrollo de estándares de calidad y sostenibilidad ambiental. “Dicha responsabilidad nos hizo voltear la mirada hacia el tema de las ciudades inteligentes o país inteligente” , explica Ana Beatriz Murillo, del departamento de Mercadeo de RACSA.

“Nuestra meta es llevar tecnología de punta a nivel de las municipalidades para ir evolucionando hacia un concepto más inteligente”, agrega.

¿Por qué las municipalidades? Porque son precisamente los gobiernos locales los que atienden y conocen las necesidades generales y básicas de la ciudadanía.

Más que tecnología...

El tema de las ciudades inteligentes es tan amplio que las soluciones se pueden palpar en todos los ámbitos y campos dentro de un país. Algunos ejemplos son:

Salud, educación, ambiente, energía, transporte, seguridad, manejo de aguas, residuos sólidos o bien, a la digitalización de los procesos internos en una empresa o institución.

Sin embargo, aunque la tecnología funciona como facilitador, es el ser humano el factor fundamental para alcanzar el éxito; pues la finalidad de la ciudad inteligente es brindarle a una comunidad un mecanismo basado en tecnología adecuada para atender necesidades y problemas de una manera más rápida y efectiva.

Un ejemplo de esto es el sistema de videovigilancia de RACSA. Este consiste en colocar cámaras en puntos específicos de una comunidad, gracias a estudios coordinados con otras instituciones del Estado como el Ministerio de Seguridad Pública o la policía municipal o en algunos casos, con base en las experiencias internacionales adquiridas, cuyas imágenes son observadas y analizadas por especialistas en materia de seguridad; para que, en el momento en que se detecte una conducta sospechosa, se levanten las alertas y las autoridades puedan actuar en el momento oportuno.

Esto es lo que nos permite hacer un uso inteligente de las bondades de la tecnología y la información recopilada para generar acciones efectivas que permitan solucionar problemas actuales y prevenir situaciones futuras.

Significados diferentes:

El término de ciudad inteligente no debe ser confundido con el término ciudad digital. De acuerdo con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), la ciudad digital es aquella en la que las personas pueden realizar las gestiones necesarias sin tener que trasladarse físicamente de un lugar a otro.

Lo que reduce la fricción administrativa, disminuye la corrupción y facilita los procesos entre el gobierno y la sociedad a través del funcionamiento de las plataformas en línea.

“Para nosotros la etapa de ciudad digital se va superando conforme avance el uso de las Tecnologías de la Información, el Internet de las Cosas, La Nube y otras tendencias que nos llevan a esa digitalización; pero ciudad inteligente es el modelo que nosotros perseguimos, donde toda esa tecnología se pone en función del ciudadano para generarle beneficios”, dice la colaboradora de Mercadeo.

Algunos de los proyectos que se pueden realizar con RACSA son:

De acuerdo con Suzeth Rodríguez, jefa de Ventas de RACSA, los servicios tecnológicos han tenido una excelente aceptación en los municipios. Actualmente algunas comunidades los están usando mediante planes piloto, entre los que destacan: Moravia, San José, Grecia y San Ramón, entre otros; e iniciativas en desarrollo en municipios como Montes de Oca y Pococí

Por otro lado, municipalidades como Grecia y Tibás, ya tienen proyectos en marcha que se habilitan sobre una infraestructura tecnológica de alta capacidad y redundancia (es decir, capacidad de un sistema para recuperarse de una falla de manera rápida y efectiva, sin afectar el servicio), lo que implica el potencial despliegue de múltiples soluciones y garantizando que el servicio se entregue al ciudadano con calidad, alta velocidad, disponibilidad 24/7 y con la atención especializada, respaldo y experiencia de RACSA como empresa del Grupo ICE.

Rol de RACSA en el proceso

Como parte de los ejes de desarrollo del Grupo ICE, la meta de RACSA es proveer soluciones integrales centradas en el ciudadano por medio de la creación de una plataforma transversal en la que se puedan ir adicionando soluciones, de forma tal que estas se interconecten en algún momento y se puedan unificar, aprovechando el punto crítico de todos los procesos, el cual descansa en los datos y la información.

Por esto, RACSA como empresa innovadora del Grupo ICE designada para apoyar y acompañar a los gobiernos locales en la construcción de una visión para evolucionar sus cantones hacia una ciudad inteligente, diseña y ejecuta a la medida cada uno de sus proyectos con el respaldo del Grupo ICE y el capital humano especializado de sus empresas.

Una de las principales fortalezas del modelo propuesto es que el Grupo ICE posee todos los insumos necesarios para crear o desarrollar una ciudad inteligente (desde conectividad e instalación de postes, hasta soluciones especializadas para monitoreo y almacenamiento) y con ello se garantiza el éxito para acompañar a las municipalidades en la construcción de una sociedad inteligente, inclusiva y segura.

Funciones de RACSA

Centro Especializado para el Control y Monitoreo

Justamente dentro de esa función de integralidad de RACSA se encuentra el Centro Especializado para Control y Monitoreo, un punto inteligente de comando para gestionar el servicio, donde se ubica el equipamiento especializado y se analizan las imágenes provenientes de servicios como el de videovigilancia, para elevar las alertas a las autoridades competentes en caso de robos, movimientos sospechosos, entre otros.

Esta solución tecnológica provee alertas inteligentes que se detonan a partir de parámetros preconfigurados, lo que dota de inteligencia a la solución y con ello mejora la capacidad de respuesta ante los diferentes eventos y a su vez permite la creación de estrategias preventivas en función de los patrones registrados por tipo de evento.

De igual manera, al precargar estas configuraciones, el sistema se convierte en un ojo electrónico de la policía, capaz de dotar de una herramienta inteligente que acompaña y mejora la efectividad y tiempos de respuesta ante un evento.

“Nosotros como grupo provisionamos la solución tecnológica, pero la imagen es de control de la Municipalidad y/o del Ministerio de Seguridad Pública. Sin embargo, no todas las municipalidades cuentan con el personal o el espacio físico para llevar a cabo este proceso”, indica Rodríguez.

El Centro Especializado para el Control y Monitoreo es atendido por personal especializado que mediante un convenio entre la municipalidad y la Fuerza Pública, se encuentra físicamente en las instalaciones de RACSA, utilizando el equipamiento tecnológico de vanguardia y cumpliendo con una función de servicio hacia la municipalidad y los ciudadanos, de forma continua e ininterrumpida (24/7).

Modelos de desarrollo inteligente como el descrito, se encuentran inspirados en los trabajos desarrollados en otros países y ciudades que tienen este concepto más avanzado. Algunos son España, China, Colombia, Argentina, Nueva York y Londres, ubicado en el primer lugar de ciudad inteligente en el ránquin mundial.

Evolución del Modelo

Uno de los pilares fundamentales del modelo de Ciudades Inteligentes desarrollado por RACSA, descansa en la evolución tecnológica y su capacidad de generar una mejora sustancial en la vida de los ciudadanos.

A futuro se espera contar con tecnologías que basadas en inteligencia artificial, biometría, big data, minería de datos, movilidad 5G, entre otras, faculten una entrega de soluciones especializadas que trasciendan a las necesidades y anticipen situaciones como las que presentan sectores específicos de la población, como el caso de adultos mayores, niños y el tema de gestión ambiental y sostenibilidad, donde el Grupo ICE cuenta con amplia experiencia y reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Como parte de ello, el constante monitoreo e investigación de tendencias conlleva un proceso de innovación permanente de las soluciones provistas actualmente como garantía para afrontar los desafíos del futuro, así como la construcción de aquellas emergentes que brindarán respuesta a necesidades que incluso hoy no han sido visualizadas o previstas, permitiendo un mejor conocimiento, análisis y gestión de la realidad de las ciudades y en procura de la mejora en la calidad de vida de sus habitantes.