Disfrutar de paisajes con imponentes cataratas y verdes potreros, respirar aire puro y gozar de una sensación de tranquilidad son parte de las experiencias que solo se viven en la montaña.

Eso es precisamente lo que ofrecen las zonas de Poás, Poasito, Vara Blanca, Bajos del Toro y Sarchí, sitios que se encuentran en las faldas del volcán Poás y resultan irresistibles gracias a la magia de la naturaleza, la amabilidad de su gente y el sabor tradicional de su comida.

Esos destinos no solo son cuna de fresas, café, artesanías o carretas, sino que son sinónimo de aventura y diversión. De hecho, ofrecen tantas opciones, que es posible vivir una experiencia tan relajante como el sonido de un río o una aventura tan llena de adrenalina como tener la dicha de descubrir los secretos que esconde la montaña.

En las zonas de Poás y Valverde Vega también se pueden encontrar alternativas de turismo rural y de turismo rural comunitario, lo cual amplía las opciones de esparcimiento para los visitantes.

“El turismo rural consiste en experiencias turísticas integradas de forma sostenible al medio rural, desarrolladas por empresarios individuales. Por su parte, el turismo rural comunitario se refiere a experiencias turísticas planificadas e integradas de forma sostenible al medio rural y desarrolladas por los pobladores locales organizados para beneficio de la comunidad”,explicó Alberto López, gerente general del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Territorios para disfrutar

De Lunes a domingo, Poás, Poasito, Fraijanes, Vara Blanca, Bajos del Toro y Sarchí, esperan a los turistas para que disfruten de la montaña viva y de todo lo que esta tiene para ellos: naturaleza, gastronomía, turismo rural y turismo rural comunitario.

PÓAS

Queso palmito y jugosas fresas hacen famoso este cantón en el que se cultiva uno de los cafés más reconocidos de Costa Rica. ¿La razón? El suelo de Poás es muy fértil, rico en material volcánico, del que también obtienen nutrientes las flores y los helechos que ahí se siembran para la exportación. Este lugar es conocido como el cantón hídrico, debido a las aguas que nacen en las faldas del volcán Poás.

Camino a Poás, está Fraijanes, donde se encuentra la laguna que da nombre al Parque Recreativo Laguna de Fraijanes. Además de esta atracción natural que cuenta con senderos, botes y cabañas, en Fraijanes hay lugares para hospedarse, parques para la diversión familiar, sitios para pescar truchas y gran cantidad de restaurantes.

Poás limita al norte con los cantones de Valverde Vega y Alajuela, al sur y al este con Alajuela y Grecia, y al oeste con Grecia. A Poás es posible llegar por la ruta nacional N°2 San José – Alajuela, San Isidro – Fraijanes – Volcán Poás, o por la carretera de San Pedro de Poás.

POASITO

A tan solo 10 kilómetros del volcán Poás, se encuentra Poasito, cuyo mayor atractivo son los restaurantes típicos y los especializados en carne, así como las ventas de quesos, fresas y souvenirs.

VARA BLANCA

La catarata de La Paz es el centro de atención de este distrito herediano que se localiza en la Cordillera Volcánica Central, entre los volcanes Poás y Barva.

Se caracteriza porque tiene una ubicación estratégica en la carretera que comunica el Valle Central con la zona norte del país.

Vara Blanca está a 32 kilómetros del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Para llegar, desde San José se tarda alrededor de hora y media.

SARCHÍ

Sinónimo de cultura e identidad nacional, este distrito del cantón de Valverde Vega, en Alajuela, es reconocido por ser hogar de las carretas típicas costarricenses y de vistosas artesanías, construidas, por ejemplo, en las fábricas de carretas Eloy Alfaro y Joaquín Chaverri.

Además, Sarchí sobresale en el libro de los Guinness World Records porque posee la carreta más grande del mundo. Esta mide 14 metros de largo.

Llegar a este sitio es fácil. Desde Alajuela centro, se tardan unos 40 minutos por la carretera 3 y la autopista Bernardo Soto, carretera 1.

BAJOS DEL TORO

Este lugar se distingue por vistosas cataratas, como la Del Toro, que es de agua azul y está rodeada de llamativa vegetación.

Para salir de la rutina y cargarse de energía, basta con caminar por esta zona. Bajos del Toro está a una hora y quince minutos del centro de Alajuela, por la carretera 1.

“Invitamos a los costarricenses a disfrutar de la zona de Poás y sus alrededores; así impulsan los encadenamientos productivos y promueven el desarrollo del lugar”Alberto López, gerente general del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

¡De paseo!

Algunos de los destinos que hay que visitar en:

Más información

Más información

Más información

Más información

Fuentes: Sondeo realizado y Lionel Araya Guzmán, propietario de La casona de doña Julia y presidente de la Asociación Cámara de Turismo y Comercio de la Región Volcán Poás.

Más información
Vamos a Turistear