Etiquetas dirigencia


Tiene razón Óscar Arias al recordarnos que nadie es indispensable en una democracia. Sin embargo, todos somos necesarios.